Entrenamiento

Qué motivos te pueden llevar a ser un adicto al running

Practicar running
0 Comentar

Nadie pone en duda que el running es el deporte de moda desde hace unos cuantos años. Cada vez resulta más sencillo encontrarse por las calles de nuestra ciudad a hombres y mujeres corriendo y preparándose para alguna carrera. Unos lo hacen por afición, otros por perder peso, para mantenerse en forma o simplemente para socializar. La práctica de esta disciplina cuenta con numerosos beneficios tanto para el físico como para la mente del deportista. En algunos casos llega a convertirse en una adicción, en donde sufrimos más de la cuenta cada vez que no podemos salir a entrenar. A continuación te desvelamos qué motivos te pueden llevar a ser un adicto al running.

-Mejor rendimiento físico

La práctica regular de una actividad física permite que el organismo obtenga una mayor dosis de oxígeno para los músculos, lo que se traduce en una mayor energía y rendimiento deportivo. Con constancia y sacrificio serás capaz de mejorar en resistencia y flexibilidad. Son muchas las personas que se han iniciado en el mundo del running con el objetivo de adelgazar y que una vez conseguido esta meta se han marcado retos más ambiciosos como participar en carreras. Comprobar los avances que vamos teniendo nos servirá de motivación.

-Acabar con el estrés y la ansiedad

Después de un largo día de trabajo intentamos desconectar de las obligaciones y los problemas laborales. Mientras que unos optan por actividades como el yoga, otros prefieren calzarse las zapatillas y las mallas y echar a correr, sin importar el tiempo que haga en la calle. Está demostrado que el ejercicio, cuanto más intenso sea, más útil nos resultará para eliminar el estrés. El running se puede considerar un remedio natural, que además no provoca efectos secundarios en nuestra salud.

correr

-Ayuda a adelgazar

Al correr estamos quemando calorías. Hay distintos métodos para perder peso con más rapidez, como puede ser la inclusión en nuestras rutinas de las tiradas largas (a partir de la hora y media) o de las series y cambios de ritmo. En cualquier caso, este tipo de entrenamientos sólo se aconsejan para aquellas personas que ya tengan un cierto nivel.

-Beneficios para la salud en general

Se disminuyen las posibilidades de padecer problemas cardíacos, enfermedades de huesos, cánceres, etc. Entre otras cosas, el sistema inmunológico se reforzará y presentaremos una mayor capacidad pulmonar. Al tener más defensas habrá menos riesgo de padecer gripes, resfriados o contraer virus.

-Más tiempo jóvenes

Está demostrado que las personas que corren con frecuencia tienen una mayor esperanza de vida, por lo que van a vivir más años. Seguro que tienes algún conocido en tu entorno que se dedica al running y que aparenta muchos menos años de los que en realidad tiene. Según varias investigaciones la gente que corre al menos tres veces por semana durante media hora cuenta con muchas papeletas para disminuir hasta en nueve años la edad biológica. Pero no sólo habría que incorporar el running a nuestra rutina deportiva, ya que los mejores deportistas son los que tienen la habilidad de practicar distintas disciplinas como la natación, el ciclismo y el gimnasio.

-Mejora de la autoestima

No sólo verás un cambio en tu cuerpo. A nivel psicológico verás como mejora la autoestima y la confianza en uno mismo al comprobar la evolución que va sufriendo uno mismo. Esa capacidad de progreso provoca felicidad y sensación de bienestar, algo que sólo el deporte puede conseguir. Correr permite liberar las hormonas de la facilidad, lo que en cierta medida explica que mucha gente se declare adicta.

Las endorfinas y la dopamina que se libera en el momento de correr ocasionan una sensación muy placentera tanto en el cuerpo como en la mente que puede convertirse en una auténtica adicción. Al contrario de lo que sucede con otras adicciones, ésta resulta muy beneficiosa para la salud siempre que seamos capaces de no rebasar ciertos límites. Todo en exceso resulta perjudicial, incluso el deporte. Pasarse a diario cuatro horas en el gimnasio acaba afectando a nuestra vida de manera importante, tanto en el apartado físico como en el psicológico o social. Hay que dejarse asesorar por personal especializado para que nos oriente sobre los planes de entrenamientos más adecuados en función de nuestros objetivos o necesidades.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias