Entrenamiento

El ejercicio como remedio contra la resaca

resaca
0 Comentar

La lista de soluciones para contrarrestar los efectos de la resaca es muy amplia y variada. Los zumos de frutos, determinadas comidas o los complementos vitamínicos son algunas de las propuestas más conocidas por todos con el ánimo de rebajar las molestias de este estado. Algunas investigaciones, como recoge el British Journal of Medicine advierten que no existe ninguna clave para acabar con la resaca, pero sí que puede hacer soluciones para conseguir rebajar sus efectos. Sin embargo, el ejercicio puede presentarse como un remedio contra la resaca.

Un trabajo realizado por la Universidad de Sidney asegura que el ejercicio recomendado por las autoridades sanitarias, en torno a 150 minutos de intensidad moderada a la semana, pueden ser suficientes para rebajar los efectos perjudiciales del consumo de alcohol. En realidad el ejercicio contribuye a acabar con las toxinas que se van acumulando con la bebida en el cuerpo, ya que incrementa la velocidad de metabolización del alcohol.

La bebida alcohólica ingerida acaban siendo metabolizadas en acetato por parte del hígado. Gracias a la actividad física el organismo podría quemar con más rapidez el acetato y recuperar la normalidad antes. Está claro que la mejor prevención es no beber, pero un día por cualquier motivo podemos tomarnos un par de copas. En ese caso, en lugar de realizar una sesión demasiado intensa de un par de horas, bastaría con un entrenamiento suave de cardio en el gimnasio, como bicicleta estática o elíptica, o caminar o montar en bicicleta al aire libre. Hay que prestarle mucha atención a nuestras sensaciones e ir hidratándose de manera constante. No hay que olvidar que el alcohol nos deshidrata y aporta calorías vacías. Es importante que uno no se pase con el entrenamiento.

Con estos consejos el metabolismo se activará contribuyendo a eliminación con más facilidad de las sustancias tóxicas que el organismo necesita rechazar.

En un trabajo de investigación anterior los responsables habían hallado una cierta vinculación entre la ingesta de bebidas alcohólicas y el riesgo de fallecer por cáncer. En cualquier caso, las posibilidades eran inferiores en el caso de aquellas personas que cumplían con los parámetros de actividad física recomendada. En cualquier caso, desean dejar claro que la práctica deportiva no implica que haya barra libre para tomar toda la cantidad de alcohol que se desee. Hay que controlar y no abusar nunca de esta sustancia, que a largo plazo puede convertirse en un serio problema para la salud.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias