Entrenamiento

Cómo hacer ejercicio en el trabajo

Cómo hacer ejercicio en el trabajo
Ejercicio durante el trabajo
0 Comentar

Se acabaron las excusas. Muchas personas, después de estar ocho horas en la oficina, llegan cansadas a casa y con pocas ganas de ponerse el chándal y las zapatillas. Sin embargo, sí queremos ponernos en forma es preciso seguir una serie de hábitos saludables, que incluyen la práctica de ejercicio al menos tres días a la semana. Ya se sabe que cuando llevamos una vida sedentaria tampoco es que se coma demasiado bien. Todo ello puede desencadenar en diabetes, hipertensión u otras patologías. A continuación te explicamos cómo hacer ejercicio en el trabajo.

En primer lugar, en vez de coger el coche, lo más sencillo sería acudir a tu puesto andando o en bicicleta. Piensa que el resto de la jornada lo vas a pasar prácticamente sentado, así que cuando más tiempo te mantengas activo, mejor para tu cuerpo. Si recurres al transporte público puedes bajarte una parada antes y caminar el tramo que te queda hasta el trabajo.

Cada hora de trabajo se recomienda hacer un descanso de diez minutos. Aprovecha esos ratos para darte un pequeño paseo por la oficina o bajar a la calle. Las piernas lo agradecerán ya que evitarás que se hinchen o las varices. También puedes relajarte en este tiempo libre para beber agua y tomar algo de fruta para que no te entre el hambre.

Delante del ordenador también puedes aprovechar para hacer ejercicios de hombros, cuello, tobillos, gemelos, muslos o caderas. Todo ello sin necesidad de levantarse del asiento. Así conseguirás que tu cuerpo no se ‘oxide’.

En lugar de utilizar el teléfono o el correo electrónico para comunicarte con tus compañeros deberías levantarte y estirar las piernas. Son pequeñas gestiones que tu cuerpo agradecerá. A la hora de moverte, aunque te suponga un poco más de tiempo, es conveniente que subas y bajes las escaleras en lugar de montarte en el ascensor. De esa forma podrás compensar las horas que pasas sentado en la oficina, pero también te ayudará a quemar calorías de la comida. Cuanto más te acomodes más kilos ganarás y más te costará deshacerte de ese peso extra.

Si por la mañana no tuviste la oportunidad de hacer algo de ejercicio podrías intentarlo a última hora de la tarde. No hace falta que hagas algo con mucha intensidad, ya que dando un paseo te ayudará a mejorar el aspecto físico y mental para desconectar. Si prefieres salir a correr con tus amigos, tampoco sería mala idea, ya que mientras realizas una actividad cardiovascular socializas y te quitarás de encima el estrés.

El ejercicio y mantenerse en forma resulta necesario para rendir a un mayor nivel en el trabajo.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias