Entrenamiento

La actividad física acelera la recuperación entre discapacitados

La actividad física acelera la recuperación entre discapacitados
ejercicio-fisico-mayores
0 Comentar

Las personas mayores que realizan una actividad deportiva con frecuencia tienen menos posibilidades de padecer una discapacidad, y en el caso de que ya la sufran suelen recuperarse mucho antes. Así lo detalla una investigación. Los científicos comprobaron que cuando una persona adulta de avanzada edad realizaba ejercicio de manera regular contaba con menos opciones de sufrir una lesión o enfermedad que les provocase discapacidad.

En el caso de aquellos que ya tuviesen alguna discapacidad física había un tercio más de opciones de recuperación en comparación con las personas mayores que llevaban una vida más sedentaria.

En cierta manera esto sirve para demostrar que cualquier momento es bueno para comenzar a practicar una actividad física para sacarle partido a sus beneficios. La profesora de medicina de la Universidad de California Patricia Katz aclara que no es preciso que se haga deporte con gran intensidad, por lo que no será necesario apuntarse a un gimnasio.

Según recogió este ensayo, caminar fue la actividad que más practicaron las personas de más edad que tomaron parte en la investigación. Además, la práctica regular de ejercicio cuenta con una serie de ventajas importantes para la salud. Entre otras cosas reduce el riesgo de depresión, diabetes, enfermedad cardiaca o determinados tipos de cáncer.

En este estudio se intentaba conocer si la actividad deportiva era capaz de disminuir las posibilidades de discapacidad en los mayores, pero también su participación en una posible recuperación. El responsable de este trabajo, el profesor de geriatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, Thomas Gill, asegura que las personas mayores comentan “que lo más importante para ellas es conservar la independencia”.

Una vez que desarrollan una discapacidad, no resulta tan extraño que vuelvan a la normalidad y se recuperen. El propio Gill aclara que “no es un camino sin vuelta atrás hacia un mayor declive”. Con el paso del tiempo se apreció como aquellos que hacían ejercicio contaban con un tercio más de opciones de recuperarse de la discapacidad.

Además de resultar beneficioso para la salud, la actividad deportiva resulta gratuita, por eso insisten los profesores y científicos en que los médicos lo recomienden en sus consultas como solución a muchos de los problemas que sufren las personas, ya sean mayores o no.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias