Alimentación

Descubre cómo es la dieta de los actores para engordar por exigencias del guión

charlize-theron
0 Comentar

Los actores tienen la obligación de meterse en un papel y hacen todo lo que esté en su mano para encarnar a todo tipo de personas. Sin lugar a dudas, uno de los más sencillos puede ser el de persona con sobrepeso. En la historia del cine ha habido varios casos. El último en conocerse el de la actriz Charlize Theron, que ha ganado de manera rápida unos 13 kilos. Descubre a continuación cómo es la dieta de los actores para engordar por exigencias del guión.

Aunque muchos no lo crean, los actores no suelen lanzarse de cabeza a la comida basura o los dulces. Siempre cuentan con la ayuda de un nutricionista. En el caso de la actriz, incluyó productos ricos en calorías, como pueden ser los frutos secos, las barritas de cereales, vegetales con almidón y cremas como la de cacahuete. Suelen huir de las hamburguesas, dulces y pizzas debido a la gran cantidad de grasas trans que tienen y que pueden llegar a obstruir las arterias. De esta manera no se pone en riesgo a la salud.

Pero también adoptaron otro tipo de decisiones para engordar de una manera sana. Incrementaron la cantidad y calidad de los productos a consumir, realizar una o dos meriendas entre cada comida, tomar 1 gramos de proteína por kilo de peso, emplearon suplementos vitamínicos (sobre todo los del grupo B), en lugar de ingerir alimentos fritos emplearon el aceite como aliño y evitaron en la medida de lo posible las sopas y ensaladas, ya que sacian mucho como plato principal.

La leche que consumió era entera y en el caso de los yogures se suelen enriquecer con frutos secos y miel. Las infusiones también eran con leche en lugar de agua y las carnes blancas predominaban sobre el resto porque resultan más fáciles de asimilar y ayudan a consumir más cantidad. El pan tampoco faltaba en ninguna de las comidas.

Esta dieta poco tiene que ver con la que siguió la actriz Renée Zellweger para representar a Bridget Jones. En el desayuno ya tomaba patatas fritas, hamburguesa, bollo, batido y refresco. En la comida  había pizza, mantequilla de cacahuete y patatas fritas, mientras que para la cena se reservaba para la pasta con cualquier tipo de salsa. Esto le permitió ganar en mes y medio trece kilos. Este tipo de dieta no es la más aconsejable según los nutricionistas, sobre todo por los problemas que puede acarrear a la salud. Años después, la actriz se arrepintió del método utilizado para engordar, sobre todo porque le costó mucho recuperar su peso normal.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias