Salud

Vivir lejos de la oficina provoca ansiedad y sobrepeso

viaje al trabajo
0 Comentar

Los habitantes de la ciudad de México DF son los que realizan un trayecto más largo para acudir a su puesto de trabajo. En concreto, cada persona invierte de media unos 113 minutos al día. A continuación le siguen Pekín, Shanghai y Sao Paulo, con 104, 101 y 86 minutos, respectivamente. A principios de verano la Global Cities Business Alliance hizo uno de los simposios urbanísticos más importantes del mundo, en donde expertos expusieron sus propuestas para mejorar la actividad económica en las ciudades. Una de las conclusiones que se extrajo es que en las ciudades más grandes vivir lejos de la oficina provoca ansiedad y sobrepeso.

También trataron el enorme crecimiento de las ciudades más pobladas del planeta y los tiempos de viaje hacia los trabajos. Para ello analizaron los desplazamientos que debían realizar los habitantes para ir desde sus casas hasta las oficinas en quince grandes ciudades como Boston, Abu Dabi, Chicago, Beijing, Hong Kong, Dubai, Ciudad de México, Londres, Nueva York, Ciudad de México, San Francisco, París, Shanghai, Sao Paulo, Sydney y Singapur.

Una de las conclusiones de este trabajo es que los desplazamientos largos no sólo tienen consecuencias negativas para la salud, sino que también provocan un incremento del estrés y de la ansiedad en los trabajadores.

En ciudades como Chicago, Abu Dabi, Dubai, París, Londres, Sydney  o Singapur, se suele tardar de media entre 60 y 75 minutos para ir a la oficina. Por debajo de la hora se encuentran otras como San Francisco, Boston y Hong Kong, en concreto con 58 minutos.

El informe que se presentó en este congreso desvela que las jornadas de trabajo que implican desplazamientos excesivamente largos pueden llegar a suponer una pérdida de bienestar por parte de la persona, con daños en su salud. Entre otras cosas también genera insatisfacción y ansiedad. Los que peor llevan los viajes a la oficina son aquellos que no cuentan con un entretenimiento como leer, escuchar música o llamar por teléfono. Por eso se recomienda aprovechar el tiempo lo mejor posible, sobre todo si nos movemos en transporte público.

Los trabajadores obligados a realizar largos desplazamientos entienden que esto les merma la calidad de vida, sobre todo porque tienen menos tiempo para dedicarlo a su vida privada y de alguna manera tratan de compensarlo con la pérdida de horas de sueño.

Aspectos como la ansiedad y el estrés acaban afectando de manera importante la productividad en el trabajo. No hay que olvidarse tampoco del sedentarismo que provoca pasar tantas horas sentados en el coche, tren o autobús. La falta de actividad consigue afectar a nuestra salud con dolores de espalda, sobrepeso o un incremento de la presión sanguínea. Además, permanecer muchas horas en el coche, con retenciones y el riesgo de ser víctima de un percance, tampoco ayuda a la salud.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias