Entrenamiento

Cómo realizar ejercicio con cabeza

Cómo realizar ejercicio con cabeza
fitness
0 Comentar

El verano es una época propicia para la práctica deportiva. Tiene muchos beneficios para la salud. Entre otras cosas estimula la circulación de la sangre, aporta bienestar psicológico y previene enfermedades. Sin embargo, no siempre se realiza la actividad física de la manera adecuada. A continuación te mostramos cómo realizar ejercicio con cabeza.

Hay que dedicar en primer lugar unos cuantos minutos al calentamiento previo a la actividad. Entre otras cosas se contemplan ejercicios de coordinación y fuerza, carreras suaves, estiramientos de los músculos y movimientos de articulaciones. Es una manera para prevenir lesiones.

También hay que ponerse en manos de expertos para que nos asesoren sobre el tipo de entrenamiento más adecuado. En función de los objetivos y de la condición física de cada uno se establecerá un plan. No hay que olvidarse del reconocimiento médico previo a cualquier actividad de cierta intensidad. Será la manera adecuada para descartar cualquier tipo de anomalía.

Tanto antes, durante y después del ejercicio se hace indispensable beber agua para mantener el organismo bien hidratado Influye sobre el rendimiento y evita posibles calambres, vértigos y mareos. Tampoco se debe descuidar la alimentación. Debe ser una dieta equilibrada y completa, que satisfaga en cierta medida las necesidades nutricionales de cada persona en función del consumo calórico.

Existen casos de personas que intentan aprovechar el tiempo al máximo y se excedan con las sesiones de entrenamiento. Pero tan importante como el ejercicio resulta el descanso. Resulta necesario para que el cuerpo vaya asimilando toda la carga de trabajo y no sufra lesiones con tanta frecuencia.

En cuanto a la vestimenta, intentaremos que sea transpirable y cómoda, adaptándose al tipo de deporte que se vaya a practicar. En el caso del running o de los deportes al aire libre es preciso evitar las horas de más sol y utilizar un calzado adecuado.

En los comienzos de cualquier ejercicio hay que realizar sesiones suaves y de corta duración, evitando en todo momento los cambios bruscos y esfuerzos violento. La intensidad se irá aumentando con el paso de los días. Siempre de menos a más.

Estirar para recuperar la tonicidad muscular

Al término del entrenamiento hay que dedicar unos minutos a la recuperación de los músculos, así que estiraremos correctamente para que el complejo muscular recupere su elasticidad.

En caso de lesión se hace necesario visitar a un fisioterapeuta para que aborde la situación y facilite el tratamiento correcto en función de las dolencias. En muchos casos con un poco de reposo será suficiente.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias