Noticias

El ejercicio disminuye el riesgo de sufrir diabetes gestacional

embarazada
0 Comentar

El ejercicio disminuye el riesgo de sufrir diabetes gestacional en mujeres con sobrepeso. Eso sí, debe ser una actividad física de manera regular. Investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología comprobaron que con solo tres horas a la semana de ejercicio moderado sería suficiente, publica la revista PLOS Medicine.

La diabetes gestacional hace referencia a la diabetes que surge durante el embarazo. Se vincula a ciertas complicaciones tanto para el feto como para la madre, además de problemas de salud para ambos con el tiempo. En el caso de ellas, hay más riesgo de sufrir hipertensión, ganancia de peso y de acabar desarrollando a largo plazo diabetes mellitus.

En el caso de los pequeños, por lo general nacen con más de cuatro kilos y con posibilidades de sufrir problemas respiratorios, malformaciones y de sufrir obesidad tanto en la vida adulta como durante la juventud. La responsable de este trabajo, Trine Moholdt, estima que es necesario rebajar las complicaciones del embarazo vinculadas con el sobrepeso por las consecuencias que eso pueda tener para el niño y la mujer con el tiempo.

Para realizar este estudio contaron con la ayuda de 91 mujeres embarazadas y con obesidad. Las distribuyeron en dos grupos, uno de control y otro al que se le sometía a tres sesiones de ejercicio a la semana de 60 minutos cada una. Se trataba básicamente de caminar en cinta 35 minutos y hacer ejercicios de fuerza durante 25 minutos. La intensidad no era alta y no todas las mujeres pudieron completar el plan.

A la conclusión del estudio, únicamente dos mujeres de las que hacían ejercicio de manera frecuente desarrollaron este trastorno metabólico, mientras que en el grupo de control lo hicieron nueve. También se apreció como las embarazadas más activas tenían más baja la tensión arterial.

Los facultativos aprecian como durante los últimos años se han multiplicado los casos de mujeres embarazas con problemas de sobrepeso. De ahí lo importante que resultan este tipo de investigaciones para prevenir males mayores en el futuro. Este es el primero que se conoce sobre ejercicio y embarazadas obesas.

Además se cuantifica la cantidad de actividad física precisa para reducir el riesgo de diabetes gestacional, que tampoco es muy alta, como demuestran esos 35 minutos de caminata y los 25 de trabajo de fuerza a baja intensidad.

Hay que decir que la diabetes gestacional surge en mujeres que no sufrían este trastorno antes de quedarse embarazadas y que se detecta a partir de la semana 20 de gestación. Por lo tanto, el deporte es necesario durante esta etapa, aunque siempre hay que tener el consentimiento de los médicos para ponerse a entrenar de forma controlada.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias