Running

¿Existe dopaje entre los corredores aficionados?

carrera
0 Comentar

Lo que empieza como una simple afición para hacer deporte puede llegar a convertirse en un riesgo para la salud. Es lo que le ocurre a muchos corredores aficionados, que en su intento por mejorar marcas hacen todo lo posible. Sus esfuerzos van más allá de los simples entrenamientos. Y es que algunas farmacias han notado un incremento en la venta de ciertos artículos destinados a mejorar el rendimiento en las jornadas previas a las competiciones. ¿Pero crees que existe dopaje entre los corredores aficionados?

A veces, una simple prueba deportiva de barrio puede convertirse en algo más entre vecinos y amigos. Hay gente que realiza cualquier locura con tal de llegar primero que el otro. Algunos entrenadores reconocen que en los últimos años se ha desatado la moda de bajar de tres horas en los maratones y observan descensos de tiempos considerables de un año para otro, lo que les hace sospechar de conductas inapropiadas.

Además del daño que se le provoca a la salud, también se está engañando uno mismo. Parece que los corredores aficionados tienen barra libre en este sentido ya que saben que no van a tener que pasar por el control antidopaje al término de la carrera.

Pero además de las farmacias, la gente también recurre a Internet, donde se puede comprar todo lo que se desee sin necesidad de controles o recetas. Esto resulta un riesgo en todos los sentidos, ya que muchos de los medicamentos carecen de controles y no se sabe en realidad su composición y los daños que puede provocar en la salud.

Muchos de los nuevos runners intentan conseguir resultados en muy poco tiempo y sin necesidad de realizar grandes esfuerzos, pero eso es bastante complicado. En lugar de ponerse en manos de profesionales para que les orienten sobre los métodos de entrenamiento y alimentación más adecuados, optan por lo más sencillo.

Entre algunos de los artículos más solicitados se encuentran por ejemplo la taurina, minerales, vitaminas liposolubles, hidrosolubles o salbutamol, entre otros. En el caso de la taurina, hay corredores que se beben una lata antes de la carrera. Su contenido equivale a la cafeína de ocho cafés, pudiendo generar problemas respiratorios, cardiacos o en el sistema nervioso.

En lo que se refiere a las vitaminas, nunca es aconsejable automedicarse. Antes hay que acudir a un médico para que nos evalua y analice nuestro estado de salud. El consumo de triptófano y magnesio cuando el organismo tiene cubiertas las necesidades puede provocar alteraciones en el hígado y en la sangre. En lo que se refiere a las vitaminas liposolubles, como la A, D, E y K,, el cuerpo no las elimina y en el caso de que haya un exceso se acabarán acumulando en algún órgano, pudiendo provocar dolencias hepáticas o renales y alteraciones cardiovasculares.

Para mejorar los tiempos en competición la clave reside en un buen entrenamiento y en una dieta adecuada. Si es preciso ponte en manos de profesionales para que te asesores de manera correcta.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias