Entrenamiento

Un grupo de ejecutivos de Wall Street enganchados al fitness

The-Program
0 Comentar

En Wall Street interesan algo más que los negocios y el dinero. Eso es al menos lo que demuestran los miembros de #theProgram, un club que reúne al menos cuatro días a la semana a un grupo de ejecutivos de Wall Street enganchados al fitness. La afición por el ejercicio, el cuidado del cuerpo y mente y el culto al cuerpo son algunas de las exigencias para pertenecer a este grupo.

Para formar parte de este colectivo sólo necesitas recibir una invitación, por lo que el dinero quizás no ocupe un lugar preferente en este caso. Uno de los promotores de este proyecto es Strauss Zelnick, creador del grupo capital de riesgo ZMC. Son todos deportistas aficionados, pero con mucha afición por el ejercicio como demuestra una de las principales normas con la que se rigen. Y es que se obligan a realizar deporte a la seis de la mañana antes de entrar a trabajar.

Este club no tiene ánimo de lucro, aunque pertenecer a él requiere de un cierto esfuerzo económico. No porque lo exijan los responsables, sino porque las instalaciones deportivas y gimnasios de Manhattan son bastante caros y posiblemente no se encuentren al alcance de cualquiera.

El propósito con el que surgió este grupo era crear un grupo de apoyo, en donde los unos ayudasen a los otros a la hora de entrenar y servir de esta manera de motivación a los demás. Los objetivos personales deben quedarse fuera y centrarse de lleno en la fortaleza del grupo. Otra de las reglas que tienen en #theProgram es que cada persona es responsable y responsable del equipo, y debe estar dispuesto a hacer sacrificios para el cambio.

En la actualidad este club se compone de unas 80 personas, con una edad media de 28 años. El impulsor de la idea, que cuenta con 58 años, asegura que fijar rutinas deportivas para gente tan joven le hace rejuvenecer.

Para entrar en el grupo es preciso hacerlo a través de la invitación de algún miembro del mismo, teniendo que ser aprobada la petición por Zelnick. La condición física y la actitud son otros de los aspectos que se valoran. El punto quinto de sus reglas recoge que aprecian “el esfuerzo de los demás y felicitamos a los que rompen barreras personales, de aptitud y profesionales”.

Saben que además de cultivar el cuerpo, las sesiones de entrenamiento les ayudarán a superar con más eficiencia las largas jornadas de trabajo que les esperan por delante. El simple hecho de levantarse tan pronto para ejercitarse ya es un síntoma del esfuerzo que realizan y de la fuerza de voluntad que demuestran.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias