Noticias

Pareja de octogenarios que corre maratones juntos

maratonianos
0 Comentar

A partir de los 80 años resulta complicado encontrarse a un hombre o a una mujer corriendo por las calles de nuestra ciudad. Los que llegan en un buen estado a estas edades optan por pasear con calma por los parques y llevar una vida lo más tranquila posible alejada de los problemas. Sin embargo, Joe O’Regan y su esposa Kay, se han propuesto acabar con esta imagen. Esta pareja de octogenarios corre maratones juntos.

Llevan acumulados decenas de maratones, pero posiblemente no olvidarán nunca el de Londres 1986, el primero para ambos, en donde cruzaron la meta de la mano. Esta imagen volvió a repetirse treinta años después durante la carrera de 42 kilómetros de Cork, en el sur de Irlanda, cuando una vez más Joe cogió la mano de su mujer. En total aguantaron media milla sujetos el uno por el otro, en una muestra más de cariño y reconocimiento.

Podrían parecer dos locos enamorados en busca de protagonismo, pero no lo son. Ella tiene en su trayectoria 113 maratones frente a los 29 de Joe. Algo al alcance solo de unos pocos. Pese a contar con 80 años, aún siguen en plena forma como demuestra el hecho de finalizar una competición tan exigente como el maratón. Aprovecharon esta carrera para prometerse el uno al otro que se trataría del último maratón. Además aprovecharon la ocasión para celebrar que llevan 57 años casados.

La participación de estos dos octogenarios despertó mucho interés entre los medios del Reino Unido, algo que sorprendió a los dos protagonistas de esta historia. Aseguran que no son gente extraordinaria o especial, simplemente “nos dedicamos a correr”, cuenta Joe.

Consiguieron finalizar su participación en el maratón de Cork en 5 horas, 25 segundos y 29 segundos, una marca muy meritoria. Cada uno consiguió imponerse en su grupo de edad. Pero no se trata del primer éxito de esta pareja. Kay consiguió el título nacional de maratón en las categorías 60, 65, 70 y 75 años. A todo esto se le suma que el registro cosechado en la prueba de Cork la convirtió en la mujer más rápida de 80 años del Reino Unido.

Sin lugar a dudas, esto viene a demostrar que el deporte une y nunca separa. Los dos comparten una afición que consiguieron alargar lo máximo posible. Por suerte son ellos los que se retiran y no una lesión o una enfermedad. Son toda una envida para los runners aficionados.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias