Salud

6 errores a la hora de acudir al fisioterapeuta

6 errores a la hora de acudir al fisioterapeuta
fisio
0 Comentar

Malas noticias cuando se trata de hablar de fisioterapia. Es la sensación que tenemos la mayoría de nosotros, que únicamente recurrimos a estos profesionales cuando tenemos algún problema físico que nos impide practicar ejercicio con normalidad o simplemente llevar una vida normal. Sin embargo, los fisioterapeutas aprecian una serie de fallos por parte de los pacientes que en muchas ocasiones impiden que la recuperación sea adecuada. Por eso a continuación te desvelamos los principales 6 errores a la hora de acudir al fisioterapeuta.

1-Exigir unas determinadas técnicas: una vez que esté al tanto de nuestras molestias podrá empezar a trabajar. Hay que dejar nuestra recuperación en sus manos, así que no hace falta que le exijas nada. No te dejes llevar por las técnicas o tratamientos nuevos que suelen hacerle a nuestros amigos. Supone un error intentar ir con esa actitud a la consulta de un fisio. Antes de nada hay que detectar el origen del problema y usar los métodos más correctos para solucionarlo.

2-Tener prisas: cada vez que acudimos a una sesión con el fisioterapeuta parece que tenemos muchas prisas. Explican los profesionales que apenas pueden intercambiar información con el paciente y en ciertas ocasiones resulta complicado averiguar el tipo de molestia que le afecta. Por lo tanto, sí tienes tiempo para tomarte una caña con los amigos o salir a correr, también lo tienes para desconectar y abordar el problema con este profesional.

3-Cuando acudimos a su consulta nos dan masajes, vendajes, movilizaciones, punción y aplican todo tipo de técnicas, pero de poco servirán si luego no nos implicamos y realizamos los ejercicios que nos recomienden. Son consejos básicos que se pueden aplicar en la vida diaria y que el afectado debe realizar de manera diaria siguiendo las instrucciones del fisio.

4-No concederle valor al diagnóstico: debes tener en cuenta en todo momento la opinión del profesional. Él se ocupará de profundizar en el origen de las molestias, establecerá una recuperación realista y programará un tratamiento especial. No puedes esperar que los dolores que tienes en la espalda se curen de la noche a la mañana sí únicamente acudes a la consulta para que te pongan unas tiras de colores o te den un masaje. Lo adecuado es abordar las molestias desde la raíz, conociendo el origen.

5-Visitar a un profesional: no puedes dejar tu cuerpo y tu recuperación en manos de cualquier persona, así que intenta acudir a un fisioterapeuta colegiado y titulado. Son los únicos capacitados para realizar valoraciones y tratamientos físicos basados en movilizaciones, manipulaciones, ejercicio terapéutico y agentes físicos como calor, frío o electricidad. No tendrás ninguna garantía ni seguridad cuando recurras a otros.

6-Hacer caso omiso de las indicaciones del profesional: tampoco te merece la pena que acudes a su consulta si luego no tienes pensado hacerle caso. En la mayoría de los casos te recomendarán reposo para agilizar la recuperación de tus lesiones, pero posiblemente nos saltemos los plazos. Es importante que entre vosotros dos haya complicidad y lleguéis a acuerdos a la hora de establecer los periodos de recuperación y los métodos más adecuados.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias