Alimentación

Cuál es la mejor hora para comer dulces

dulces
0 Comentar

Cuando nos entran las ganas de llevarnos a la boca algo dulce, resulta muy complicado resistirse a los encantos de un bizcocho, una tableta de chocolate o un pastel. Sin embargo, no se aconseja consumir este tipo de alimentos a cualquier hora del día debido a los efectos que puede provocar en la salud. Si quieres saber cuál es la mejor hora para comer dulces, a continuación te detallamos los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Murcia.

Científicos españoles y norteamericanos identificaron la presencia de un reloj celular en los tejidos adiposos que influyen en la tolerancia a la glucosa y que en cierta medida viene a demostrar que no se deben tomar dulces a última hora del día, que es cuando el organismo presenta la mínima sensibilidad a la insulina.

El estudio acaba de publicarse en la revista Faseb, y contó con la dirección de la catedrática de Fisiología de la Universidad de Murcia y profesora de Harvard, Marta Garaulet; el responsable de Medicina del Sueño de Harvard, Frank Scheer, y otros investigadores de Barcelona y Granada.

Al parecer, el reloj encontrado en el tejido graso funciona con más eficacia en aquellas personas que se van para la cama a una hora temprana y duermen más horas. Marta Garaulet, de la Sociedad Española de Nutrición, cuenta que este reloj celular puede ayudar “al ritmo diario de la tolerancia a la glucosa”.

Esta investigación avala que el tejido adiposo subcutáneo cuenta con un reloj interno que tiene la posibilidad de regular la sensibilidad a la insulina. Los equipos de las cuatro universidades implicadas en este estudio trabajaron durante un año en el análisis y observación de muestras de grasa subcutáneas de 18 personas que pasaron por el quirófano para ser sometidos a un baipás gástrico en un centro médico de Murcia.

Consiguieron crear más de mil cultivos de tejido adiposo que utilizaron para identificar los cambios que se iban produciendo en el funcionamiento de la hormona de la insulina según la hora investigada.

Garaulet explica que esta investigación sirve para explicar por qué durante la noche se toleran peor los azúcares. Nos llevará a picos de insulina que con el tiempo provocarán una ganancia de peso y contribuirán a la entrada de grasa al tejido adiposo. El consumo de dulces a última hora del día incrementaría el riesgo de obesidad y diabetes.  Sin embargo, el problema se vería reducido en el caso de dormir las suficientes horas por la noche, como mínimo siete, y acostándose temprano. Estos dos aspectos permiten mejorar el funcionamiento del tejido adiposo.

Sin lugar a dudas, este trabajo realizado entre distintos profesionales de varias áreas viene a proporcionar una importante información sobre cómo afecta el consumo de dulces y azúcares por la noche. Por lo tanto, intentaremos que a partir de la tarde se dejen de tomar, ya que resultaría complicado además quemar esas calorías que nos proporciona.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias