Entrenamiento

La moda de las embarazadas adictas al fitness

La moda de las embarazadas adictas al fitness
embarazada
0 Comentar

Las embarazadas fitness, también conocidas como fit mons, le están robando protagonismo en las redes sociales a blogueras e instamodelos. Se cuentan por miles los seguidores que cada día siguen sus evoluciones. Unos optan por reconocer sus méritos mientras que otros critican su actitud. Se trata de la moda de las embarazadas adictas al fitness.

Se les reconoce con mucha facilidad porque realizan entrenamientos muy exigentes a pocos meses de dar a luz  y no tienen inconveniente en compartir sus vivencias con los seguidores. El New York Magazine se refería a este tipo de mujeres como “un nuevo tipo de celebrity de Instagram” compuesto por futuras madres que realizan un trabajo físico extremo durante el embarazo. Todas ellas destacan por lucir barrigas pequeñas y cuerpos fibrosos, nada que ver con la imagen de la mayoría de las mujeres que esperan un niño.

En los últimos tiempos han salido a la luz distintos casos que no han dejado indiferente a la comunidad de las redes sociales. Entre ellas se encuentra Emily Breeze, que anunciaba hace un par de meses que a falta de un mes para dar a la luz levantaba pesas de 45 kilos. Su caso es peculiar porque se trata de una entrenadora personal, que fue dos veces campeona de Crossfit y que siguió con sus sesiones preparatorias hasta dos semanas antes de dar a luz. Las críticas le llovieron de distintos sectores, calificándola de egoísta por preocuparse más por su físico que por la salud de la criatura.

Asegura que todo el trabajo físico que realizó contaba con la supervisión de un médico, que fue el que le dio el visto bueno para continuar con el entrenamiento. Breeze reconoce que el ejercicio durante esta etapa es necesario y muy positivo. Eso le sirvió para no engordar demasiado y además en ningún momento sufrió náuseas o fatiga durante el embarazo. Mantuvo su energía y por las noches conseguía dormir a la perfección. Después de un mes de descanso ha regresado a las sesiones con ánimo de continuar con su rutina.

Y es que otra característica de las embarazadas fitness son sus prisas por volver a los entrenamientos, de recuperar el tiempo perdido y mostrar sus evoluciones de nuevo con sus seguidores de las redes sociales. El mejor ejemplo es el de Sia Cooper, que en tiempo récord consiguió lucir abdominales después del parto. Asegura que apenas tardó una semana. En su opinión, la clave estuvo en los nueve meses de embarazo, en donde no dejó de ejercitarse en ningún momento.

También se hizo muy popular el caso de Chontel Duncan, en donde se encargó de subir a Internet una imagen embarazada, en donde comparaba su barriga con la de otra amiga, que prácticamente era el doble que la suya pese a llevar los mismos meses de gestación. En los meses en los que los médicos suelen aconsejar reposo a la mayoría de las madres, ella continuaba practicando running y boxeo.

Lo que está claro es que las embarazadas fitness cuentan con muchos seguidores, pero también con unos cuantos detractores.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias