Noticias

¿Te imaginas hacer yoga borracho? En Berlín ya funciona con éxito

cerveza_yoga
0 Comentar

Las clases de yoga en este gimnasio poco tienen que ver con las de otros centros deportivos. Además de llevar la esterilla también hay que añadir un par de botellines de cerveza.  Es la combinación perfecta para los amantes del deporte y la bebida rubia. De alguna manera, sus creadoras, Emily y Jhula, han demostrado que son totalmente compatibles. Si aún no te imaginas hacer yoga borracho, en Berlín ya funciona con éxito esta disciplina bajo el nombre de Bieryoga.

Para empezar no se realiza la actividad en una instalación deportiva. Hay que acudir a una antigua fábrica de cervezas que se encuentra en el centro de la capital germana. Se trata de la Kulturbrauerei, en donde tienen su sede distintas oficinas, negocios y clubs.

Las monitoras comienzan la clase animándote a darle un trago a la botella de cerveza y mientras aportan sus comentarios jocosos se realizan distintas posturas de yoga. Llegado a un punto de la clase las risas a consecuencia de la cerveza empiezan a contagiar a todo el mundo. Incluso en algún momento el estado de embriaguez impedirá ejecutar algunos movimientos, pero no pasa nada. Lo importante es disfrutar de un rato agradable haciendo deporte y acompañado por una cerveza. ¿Te imaginas por ejemplo apoyado sobre un pie, inclinado el cuerpo hacia adelante y con una mano agarrando al otro pie por detrás mientras se bebe? Eso es posible y así lo demuestran en las sesiones de esta disciplina.

Aunque no consigas realizar las posturas que haga el grupo, siempre podrás brindar con tu cerveza con el compañero de al lado. Las clases se alargan por espacio de una hora y resultan muy entretenidas, por lo que se te pasará volando. Una de las creadoras del Bieryoga asegura que no hay nada de malo por realizar yoga borracho o con un poco de cerveza en el cuerpo. Se defiende que es lo mismo que beber en el bar y que otras personas hacen cosas peores en su vida y no se le concede tanta importancia.

Afición por el yoga y las ‘birras’

Sin lugar a dudas, todo lo que sea practicar deporte será bienvenido. Será mejor que quedarse sentado en el sofá de casa viendo la televisión. Las creadoras de esta modalidad aseguran que todo surgió debido a su pasión por el yoga y por la cerveza. El grado de alcoholemia dependerá en cierta medida del tamaño de la botella, ya que hay algunas que llegan al medio litro y que cuentan con bastantes grados.

Ahora queda por ver si se puede introducir en España o si incluso puede tener cabida en los festivales que se organizan en torno a la bebida rubia.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias