Salud

La nueva moda entre los famosos, caminar descalzos

La nueva moda entre los famosos, caminar descalzos
descalzo
0 Comentar

Personas populares como Orlando Bloom o Gisele Bündchen se han sumado a la nueva moda de caminar descalzos, que algunos denominan como barefoot walking. Sin lugar a dudas supone un duro revés para ciertas firmas de moda, que habían depositado su confianza en ciertos personajes para que promocionasen sus diseños de lujo. A continuación te damos más detalles sobre la nueva moda que hay entre los famosos, caminar descalzos.

Los pies son, sin lugar a dudas, una de las partes del cuerpo que más olvidadas tenemos. El calzado en muchas ocasiones lo único que consigue es comprimir el pie y provocar durezas, callos y otras imperfecciones. En el caso de las mujeres los daños se ven multiplicados por el uso de los zapatos con mucho tacón, en donde las plantas de los pies y el tendón de Aquiles resultan más afectados.

Lo más saludable para nuestro organismo sería caminar cada día unos cuantos minutos al día, empezando de menos a más, sobre todo cuando venimos de llevar  una vida muy sedentaria. A medida que pasen las jornadas se podrán sumar más kilómetros y tiempo. Los expertos aseguran que el mejor momento del día podría ser por la tarde, después de una dura jornada de trabajo, pero tampoco sería una mala opción para realizar a primera hora de la mañana.

Caminar descalzo implica una serie de beneficios que posiblemente desconozcas y que nosotros nos encargamos de explicártelos:

Favorece la circulación de la sangre.

-Se fortalecen y ejercitan los músculos de los pies.

-Nuestra mente se verá engañada y notará una sensación de libertad difícil de experimentar de otra manera.

-Hay una mejora del equilibrio, además de una estimulación de las terminaciones nerviosas de dedos y plantas de los pies.

Eso sí, para caminar descalzos necesitamos que haya una superficie adecuada. No valen todas. En todo momento hay que evitar los terrenos duros que puedan afectar a las pieles sensibles, así que olvídate de hacerlo sobre el asfalto o las calles de tu ciudad. Tampoco están bien vistos los jardines urbanos debido a las infecciones que te pueden provocar ni tampoco los suelos húmedos de piscinas o duchas públicas porque pueden aparecer hongos y bacterias.

Lo mejor es que experimentes esa sensación tan agradable de caminar descalzo sobre la arena de la playa o sobre un césped cuidado y en donde compruebes que no existen agujeros ni piedras.

El tipo de superficies deben ser suaves y planas, así que olvídate de las cuestas, tanto para arriba como para abajo, para que tus pies no sufran tanto. Al caminar sin calzado tus pies sufrirán mucho más, por eso debes estar preparado para soportar la suciedad e incluso posibles molestias, por lo que tendrás que cuidarlos el doble o el triple que antes.

Es posible que esta actividad no se recomiende a todo el mundo, sobre todo a los que sufran de pies planos o cabos, además de los que empleen plantillas para caminar. En lugar de aportarles ventajas, la práctica del barefoot walking les crearía más problemas.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias