Salud

7 ventajas de las bicicletas eléctricas plegables

7 ventajas de las bicicletas eléctricas plegables
bici electrica plegable
0 Comentar

Si quieres moverte por la ciudad en un medio económico, saludable y ecológico, quizás lo que estés buscando es una bicicleta eléctrica. Presentan una serie de beneficios que no encontrarás en los coches o las motos, lo que está convirtiendo en un sistema de transporte alternativo con muchos adeptos. Para ampliar aún más la comodidad de estas bicis, en esta ocasión te vamos a mostrar las 7 ventajas de las bicicletas eléctricas plegables, que te permitirán guardarlas en cualquier lugar e incluso llevarlas contigo a todos los sitios.

A estas bicis se les añade un motor eléctrico que ayuda al ciclista a moverse al tiempo que pedalea. La energía que requiere el motor llega suministrada por la batería que incorpora. La normativa europea precisa que a partir de los 25 kilómetros por hora el motor debe desactivarse y moverse con la acción del pedaleo. Si estás en duda sobre si adquirir una bicicleta tradicional o una eléctrica plegable, nosotros te sacaremos de duda con las siguientes ventajas.

1-Medio de transporte rápido: es una manera de evitar los atascos en el centro de las ciudades. Posiblemente llegues antes a tu destino que el que se mueve en coche. Puedes circular por el carril bici y si es preciso por la acera. También ahorrarás mucho tiempo y preocupaciones en el aparcamiento, ya que tienes la opción de llevarla contigo a tu puesto de trabajo.

2-Ejercicio para la salud: si no dispones de tiempo para hacer una actividad física, si utilizas la bicicleta eléctrica plegable para acudir al trabajo a diario estarás realizando un estupendo entrenamiento. En el momento en que canses puedes poner en marcha el motor para no llegar muy sudoroso a trabajar.

3-Se puede guardar en cualquier sitio: no será preciso que le reserves demasiado espacio. En cualquier rincón de tu casa o incluso en un armario te entrará. Ideal si la empleas para acudir a tu oficina.

4-Recarga con facilidad: no te preocupes por quedarte sin energía de camino al trabajo. Puedes cargarla durante unas cinco horas para tener autonomía para unos cuantos kilómetros, que varían en función de la bicicleta. Incluso existen algunos modelos de bicicleta que se recargan de manera automática con la energía del frenado. Por apenas unos céntimos la tendrás cargada para unos cuantos días.

5-Posibilidad de recibir subvenciones: hay ayudas del Estado para la adquisición de este tipo de bicicletas. Llegan hasta los 200 euros. Los únicos requisitos que imponen en que la autonomía ronde entre los 20 y 60 kilómetros y no cuenten con batería de plomo.

6-Al alcance de cualquiera: a diferencia de las motos o de los coches, cualquiera puede hacer uso de este tipo de bicicletas, sobre todo porque no se exige ningún tipo de permiso.

7-Respeto con el medio ambiente: la energía que se ocupa de mover a la bicicleta eléctrica procede del pedaleo. En el caso de no pedalear se acabará apagando el motor. En ningún momento estarás contaminando porque no emiten gases contaminantes ni tampoco generan ruido, así que es una opción estupenda para conseguir un entorno más limpio.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias