Salud

Un perro detecta la caída del azúcar a kilómetros de distancia

hero
0 Comentar

Mantener en unas cifras adecuadas los niveles de azúcar es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las personas diabéticas. Controlarse con máquinas casi de manera constante se presenta como la única solución que tienen a su alcance. Sin embargo, recientemente se ha dado a conocer el caso de Hero, un perro capaz de detectar la caída del azúcar a kilómetros de distancia.

Este labrador cuenta con unas habilidades increíbles. Está entrenado para controlar las tasas de azúcar en personas diabéticas. Uno de los casos que más ha revolucionado a la opinión pública es el de Sadie, una niña de apenas 4 años, con Síndrome de Down y con diabetes de tipo 1 desde los tres meses de vida.

Gracias a su perfecto sentido del olfato, Hero se ocupa de que los niveles de azúcar de la pequeña no sean muy elevado, pero tampoco muy bajos, alertando en todo momento a los familiares de la niña. Cuando resulten muy altos, elevará la pata derecha, mientras que cuando se encuentran demasiado bajos, subirá la izquierda.

Hay un vínculo muy estrecho entre el perro y Sadie. De hecho, a finales del año pasado, cuando la pequeña se encontraba en las clases de educación especial en su colegio, en la localidad de Cedar Hills, Hero consiguió detectar una anomalía en las tasas de azúcar pese a encontrarse a ocho kilómetros de distancia de la joven. Para llamar la atención de los familiares de la niña empezó a llorar de manera alarmante, como nunca lo había hecho antes. De esa forma consiguió poner en alerta a la madre. Le advertía de una caída en los niveles de azúcar.

Para tranquilizarse, la madre se puso en contacto con el centro escolar. La profesora se encargó de medir el nivel y comprobó que estaba dentro de los parámetros permitidos. Sin embargo, en cuestión de unos minutos bajo de 112 a 82, con posibilidades de que la niña acabase en un coma diabético. La intervención de Hero y la confianza de la madre en él permitió que este incidente quedase en un simple susto y en una mera anécdota que dejó a todo el mundo maravillado.

Sin lugar a dudas, este perro ocupa un lugar muy importante en la vida diaria de esta pequeña con síndrome de down. Su vida nunca correrá peligro mientras a su lado esté el animal, que es un miembro más de la familia vista su labor.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias