Running

Los deberes del corredor antes y después de un maratón

Los deberes del corredor antes y después de un maratón
maraton
0 Comentar

Los principales maratones españoles se encuentran desbordados por las peticiones de inscripción. En los últimos años han multiplicado el número de participantes, pero no todos son capaces de afrontar el reto de correr 42 kilómetros. Es importante preparar esta competición a conciencia. Un plan de entrenamiento de cuatro meses y un adecuado descanso y dieta resultan esenciales para llegar en condiciones a esta prueba. Sin embargo, todo el trabajo de tantos meses se puede tirar por la borda durante las horas previas. A continuación te damos los deberes del corredor antes y después de un maratón.

Antes del maratón

-El día antes de la carrera hay que descansar a conciencia. Evita por lo tanto lo de realizar turismo por la ciudad o salir de compras. Como máximo se recomienda acudir a la feria del corredor y volver para casa o el hotel a reposar. El esfuerzo que te espera al día siguiente exige que llegues muy descansado.

Hidratarse bien: consume bastante cantidad de agua y olvídate de los experimentos. Nada de zumos o bebidas isotónicas nuevas.

Consumir hidratos pero sin excederse: los hidratos de carbono, como la pasta o el arroz, sirven de combustible para el organismo. Una cosa es llenarse y otra bien distinta darse un atracón. También es preciso evitar la siesta para evitar desvelarse por la noche.

-El día anterior hay que elegir la ropa que utilizaremos para la carrera y que nos aporte comodidad. Olvídate de estrenar camiseta, pantalón o zapatillas. Usa únicamente aquellas prendas que has utilizado en entrenamientos y otras pruebas. En el caso de que haya previsión de sol, tampoco te vendría mal llevar una gorra. Déjalo todo bien preparado la noche anterior, con el dorsal puesto en la camiseta con los imperdibles.

-Último repaso a la lista de accesorios: comprueba que el dorsal esté bien colocado, que el reloj GPS se encuentre cargado de batería, llevar los geles que vayas a consumir durante la carrera y una camiseta vieja para combatir el frío durante los minutos previos al pistoletazo de salida.

Cena ligera, a poder ser con algo de pasta y ensalada, evitando también los experimentos para que el estómago no se resienta.

Dormir lo máximo que se pueda: cuando lo tengas todo planificado será el momento de meterse en la cama a dormir. Procura no acostarse muy tarde. Para no dormirte puedes poner un par de despertadores. Hay que despertarse temprano para desayunar y acudir a la línea de salida..

Después de la carrera

-Celebrarlo a lo grande: se trata de una competición que debes disfrutar a lo grande cada kilómetro. En algunos momentos puede convertirse en un sufrimiento, pero merece la pena si llegas a meta y tienes a centenares de personas animándote. No dudes en levantar los brazos en señal de victoria. Luego llegará la medalla y la recuperación en los puntos de avituallamiento.

Estirar para recuperar un poco las piernas y recibir un masaje.

-Lo mejor del maratón, para algunos, son la hora de la comida y de la siesta. Será una manera de premiarse después de tanto esfuerzo.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias