Salud

Cómo dejar el café

cafe
0 Comentar

El café es la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo por detrás del agua. Esto invita a pensar que hay muchos adictos a él. Cuenta con una serie de sustancias que pueden resultar perjudiciales si se consumen en exceso. Incluso hay gente que llega a las cinco tazas diarias, en donde más que placer encuentran adicción a la cafeína. En este artículo te enseñamos cómo dejar el café.

Esta bebida cuenta con una elevada cantidad de cafeína, que provoca hiperactividad. Por eso a primera hora de la mañana te sientes tan activo después de tomar una taza de café. Si consume una cantidad demasiado elevada puedes llegar a alterar el funcionamiento de tu organismo con ansiedad, nervios o taquicardia. Incluso funciones como el sueño o el estado de ánimo se verán afectadas.

Además, el café cuenta con kahweol y cafestol, que son dos elementos que acaban incrementando el nivel de colesterol malo. Dejar el hábito de tomarte un café resulta muy complicado debido a su poder adictivo. Ocurre algo parecido con otras sustancias como el alcohol o el tabaco. En el momento en que intentas abandonarlo, aparecen ciertos síntomas de abstinencia como el mal humor, el dolor de cabeza o la fatiga.

Una de las mejores maneras para dejar el café es buscando un sustituto. Tienes la posibilidad de empezar a reducir la dosis diaria, engañar a la mente con un descafeinado o decantarte por otras alternativas más saludables como los batidos de frutas, zumos o leche. Tampoco está bien visto que lo sustituyas por el té, que cuenta con teína, una sustancia incluso más potente que la cafeína.

Muchas de las personas que se hacen adictas al café es porque se encuentran muy cansadas durante el día y necesitan estar despiertas. Pero no es una solución adecuada. Hay que procurar descansar correctamente por las noches y dormir en torno a las ocho horas para que el cuerpo se recupere de los esfuerzos y afronte el día siguiente con más energías. Tampoco estaría mal que descansases algo a mediodía. Llevar una vida sin estrés y sin preocupaciones te ayudará bastante a abandonar este hábito.

En el caso de que duermas bien por las noches y después de comer te entre el sueño es posible que estés ingiriendo demasiadas calorías en el almuerzo. Por eso, lo aconsejable sería optar por un menú más ligero y que no tenga mucha cantidad. Saciarás el apetito y no soportarás una digestión tan pesada.

Abandonar el café puede llevar consigo la aparición de dolores de cabeza, así que no dudes en llevar contigo algún fármaco para calmar las molestias y seguir tu vida con total normalidad. El agua también ocupa en todo este proceso un papel importante ya que ayudará al cuerpo a desintoxicarse y adaptarse a un nuevo hábito. Al menos hay que beber un par de litros de agua.

Como ocurre con las personas que desean perder peso, lo mejor para no comer chocolate es no comprarlo ni tenerlo en la despensa. Supone una medida drástica, pero quizás sea también la más conveniente.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias