Salud

¿Cuántas veces puedes usar una toalla antes de lavarla?

toalla
0 Comentar

Cada vez que te seques con tu toalla después de ducharte, tu cuerpo se sentirá más limpio que nunca. Sin embargo, la toalla acabará plagada de hongos, bacterias, sacreciones urinarias y anales y células muertas, además de multitud de gérmenes que se encuentran en el baño. Una toalla puede durarnos varios días para secarnos, pero nunca sabemos cuándo es el momento adecuado para introducirla en la lavadora. Por motivos de higiene, como ya ocurre con la cama, lo más saludable sería cambiarla casi a diario, pero tampoco es cuestión de llenar el cesto de la ropa sucia de todas estas prendas. A continuación te desvelamos cuántas veces puedes usar una toalla antes de lavarla.

Es posible que todos estos microbios y gérmenes no nos causen ningún tipo de daño, sobre todo porque la mayoría de ellos proceden de nuestro cuerpo. Están presentes y se multiplican con rapidez, pero tampoco le concedemos mayor importancia a esto. El microbiólogo y patólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, Philip Tierno, sostiene que si consigues secarla por completo una vez que la utilices, lo más adecuado es que nunca la emplees más de tres veces. Y esto en el caso de que tengas la posibilidad de colgarla en un lugar seco, en donde no haya demasiada humedad y se puede secar por completo.

Los gérmenes encuentran su hábitat perfecto en prendas como las toallas, ya que cuentan con muchos de los requisitos necesarios para la vida microbiana: oxígeno, temperaturas calientes, agua, comida y un PH neutro. Hay que decir que el cuerpo humano presenta unas condiciones similares, por lo también estaría cubierto de estos microbios tanto por dentro como por fuera.

Al secarte con la toalla se absorbe la humedad del agua, y los microbios y otras secreciones que viven en la piel de tu cuerpo acabarán depositados en la toalla. Tanto estos residuos como otros que circulan por el ambiente servirán de alimento para los microbios y bacterias. Además, la humedad proporciona agua con un pH neutro.

El peligro de compartir toalla

Procura utilizar una toalla solo para ti cuando vayas a ducharte. En el caso de que tengas que compartirla con otras personas, piensa que estarías entrando en contacto con organismos a los que tu cuerpo no se encuentra acostumbrado y eso podría originarte un serio problema, ya sea en forma de infecciones o en acné. Ocurre esto en ocasiones cuando acudes al gimnasio y se te olvida la toalla. No te queda más remedio que pedirla prestada a un compañero. La próxima vez posiblemente te pensarás dos veces lo de compartirla.

Con este artículo no pretendemos asustar a nadie, sólo pretendemos que te des cuenta de lo importante que resulta cambiar la toalla con frecuencia. Esta prenda de secado puede llegar a acumular un elevado número de microbios, así que los expertos aconsejan que después de tres usos la metas en la lavadora.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias