Entrenamiento

5 aspectos que demuestran que realizas demasiado ejercicio

ejercicio
0 Comentar

El deseo de conseguir un cuerpo perfecto, perder peso o conseguir unos mejores resultados en una competición puede llevarnos a entrenar por encima de nuestras posibilidades. Aunque el ejercicio físico resulte beneficioso para el organismo, cuando se realiza en exceso puede tener el efecto contrario. A continuación te damos 5 aspectos que demuestran que realizas demasiado ejercicio.

1-Cansancio general: te levantas cansado y en todo el día no puede quitarte esa sensación tan desagradable. Esto puede llegar a afectar a tu rendimiento, a la concentración y a la energía. Lo mejor es que tomes unos días de descanso y cuando vuelvas a practicar una actividad deportiva lo harás con más ganas. Piensa que los entrenamientos muy continuos, en vez de reforzar el sistema inmune, lo pueden debilitar. Esto es debido a que no le damos al organismo el tiempo necesario para recuperarse. Cuando cojas un resfriado y no puedas curarte con rapidez, lo mejor es que descanses.

2-No consigues adelgazar: al haber una pérdida de energía, lo más probable es que el cuerpo tenga que defenderse de alguna manera. Al aportarle tanto esfuerzo conseguirás que el metabolismo se desacelere de manera considerable. Como podrás comprobar, el efecto será el totalmente contrario a lo deseado.

3-Problemas para dormir: con mucha frecuencia, las personas que entrenan en exceso presentan importantes problemas para dormir. El cuerpo se adapta a tanta cantidad de actividad y empieza a producir una mayor cantidad de la hormona del estrés. Por eso resulta más complicado conciliar el sueño por la noche.

4-Te irritas con demasiada facilidad: hay mucha gente que recurre al ejercicio físico para liberar tensiones después de una jornada de estrés en el trabajo. Sin embargo, cuando nos tomamos muy en serio una actividad deportiva se puede conseguir el efecto totalmente contrario. Los entrenamientos muy frecuentes ocasionan ansiedad. Si realizando mucho deporte te enfadas con demasiada facilidad, en lugar de ir al gimnasio o a correr, lo mejor sería ir al cine. Conseguirás la tranquilidad que precisas.

5-Aparición de las primeras lesiones: al realizar tanta cantidad de ejercicio, sobre todo cuando no se hace de una manera progresiva, los músculos se muestran más cansados y el riesgo de sufrir una lesión se multiplica. Tanto el exceso como el déficit de actividad resultan muy peligrosos. Hay un punto medio que es el que nos debe orientar a la hora de entrenar.

Mucha gente piensa que cuantas más horas y días dedique a la preparación, mejores resultados conseguirá. Sin embargo, lo adecuado es dejarse guiar por un programa de entrenamiento que se adapte a las condiciones de cada uno, en donde también se tengan en cuenta otros aspectos como el descanso y la alimentación.

Combatir la adicción no resulta nada sencillo, sobre todo porque nos encontramos muy cómodos practicando deporte, aunque nuestro cuerpo no piense lo mismo. Es la cabeza la que nos arrastra a entrenar y entrenar en busca de un objetivo. Un descanso de unos cuantos días puede venir de maravilla para comenzar más adelante a ejercitarse de nuevo con más ganas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias