Entrenamiento

4 consejos para quemar más calorías cuando caminas

caminar cuesta
0 Comentar

Muchas personas ya tienen la menta puesta en el verano, y como suele ser habitual por estas fechas empiezan con las dietas y a practicar ejercicio para perder los kilos que les sobran. A algunas les encantaría empezar a correr, pero por distintos motivos no pueden hacerlo, como es el caso de las personas con obesidad, mujeres embarazadas o de una edad ya avanzada. En lugar del running apuestan por caminar. Este tipo de actividad genera un menor gasto energético en comparación con correr, aunque siempre será mejor salir a pasear a ritmo suave que quedarse en el sofá tumbado. Sin embargo, a continuación te daremos 4 consejos para quemar más calorías cuando caminas, que además pueden ser una estupenda preparación para empezar a correr.

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes. Para ello existen dos métodos, que pasarían por consumir una menor cantidad de calorías en las comidas o aumentas el gasto calórico por medio del ejercicio.

1-Incluir intervalos rápidos: para que sea considerada una actividad deportiva hay que salir a caminar de manera específica. No vale con acudir andando al trabajo o hacer recados. Cálzate las zapatillas y ponte el chándal. Después de diez minutos de calentamiento caminando puedes incorporar unos intervalos más rápidos. Se trata de andar a un ritmo más rápido, sin llegar a trotar. Puedes hacer 10 repeticiones en donde camines 1 minuto lento y dos rápido. Para acabar, haremos 10 minutos de enfriamiento.

2-Trabajar el tren superior: hay que conseguir una mayor implicación de todos los músculos. Cuanto más activos permanezcan, más calorías se consumirán. Puedes llevar unas pesas en las manos o unas bandas elásticas con las que poder realizar ciertos ejercicios con los hombros y brazos al tiempo que caminas.

3-Caminar sobre la arena: no todo el mundo tiene la suerte de tener una playa cerca de casa, pero cuando te encuentres de vacaciones en un lugar de costa puedes optar por ejercitarte sobre la arena. Al caminar en la parte seca los pies se encuentran más inestables y se hunden, mientras que en la zona húmeda ocurre algo parecido aunque no exigirá tanto esfuerzo. Las piernas se verán obligadas a trabajar de una forma diferente, esforzándose mucho más. Al final, el gasto de energía será más alto. Algo similar ocurre si decides caminar por la orilla del mar. Con la fuerza de las olas y la resistencia que presenta el agua te costará mucho más caminar.

4-Hacer cuestas: otra opción muy útil para perder más calorías es afrontar cuestas ascendentes. Te ayudarán a tonificar y fortalecer las piernas.  Busca una zona de tu ciudad que te permita caminar hacia arriba. Tampoco es cuestión de que sean demasiado pronunciadas. Con que sean de unos 100 metros será suficiente. Si además le añades los cambios de ritmo, mejores resultados conseguirás.

Es cuestión de planteárselo. Aunque te parezca que caminar no adelgaza, eso no es cierto. Sólo debes añadirle ritmo e intensidad a las sesiones. Con las cuestas y la arena, también conseguirás mejoras.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias