Alimentación

Cómo preparar unas torrijas fácilmente esta Semana Santa

torrijas
0 Comentar

Uno de los dulces típicos de la Semana Santa suelen ser las torrijas. Son una manera perfecta de aprovechar los restos de pan de días atrasados, aprovechándolos para este postre. En esta ocasión te proponemos una receta muy sencilla que se encuentra al alcance de cualquiera. A continuación te explicamos cómo preparar unas torrijas fácilmente esta Semana Santa.

Incluso los más pequeños de la casa, que se encuentran de vacaciones, podrán echarte una mano rebozándolas en leche antes de meterlas en la sartén a freír.  Disfrutará todo el mundo del azúcar, su toque de miel y el aroma de canela.

Ingredientes:

-Una barra de pan duro

-Un litro de leche

-Un limón

-Tres huevos

-Miel

-Dos ramas de canela en rama

-Aceite de oliva

-Canela molida

-Azúcar

Preparación

En lo que se refiere a la preparación, en primer lugar hay que colocar en el fuego un cazo con la leche, a la que añadiremos la corteza de limón, un par de ramas de canela y una cucharadita de canela en polvo. Una vez que empiece a hervir lo apartaremos del fuego y colaremos la leche con un colador. Antes de utilizarla de nuevo la dejaremos enfriar un tiempo.

El siguiente paso consiste en cortar las rebanadas de pan con un cierto grosor. Puede ser de un 1,5 o 2 centímetros en función de los gustos de cada uno. En cuanto al pan, en muchas panaderías te venderán durante estos días barras especiales para torrijas, aunque también tienes la posibilidad de prepararlas con pan de hogaza. Las distintas rebanadas que cortemos se colocarán de una fuente honda, y cuando la leche haya enfriado la verteremos sobre el pan intentando que cubran por completo las distintas rebanadas para que se empapen bien.

Después de unos minutos empapándose ya se podrá quitar el pan de la leche. A continuación lo pasaremos por los huevos que se habían batido con anterioridad y acabarán en la sartén, friéndose a gran temperatura con bastante cantidad de aceite. Las colocaremos una a una para que no se quemen ni tampoco se rompan. Al estar empapadas resulta fácil que se deshagan, sobre todo si se cortaron demasiado finas.

Una vez que adquieran un color dorado será el momento de quitarlas de la sartén y colocarlas en un plato cubierto por papel absorbente para que escurran bien el aceite y no tengan tanta grasa. Antes de ponerlas en una fuente para servir hay que rebozarlas en una mezcla de canela en polvo y azúcar, y para los más golosos también existe la posibilidad de regarlas con un poco de miel o incluso con la leche que haya sobrado anteriormente.

Se trata de una receta muy sencilla y nutritiva que no dejará a nadie indiferente esta Semana Santa. Apuesta por aprovechar el pan que te haya sobrado últimamente y conseguirás sorprender a los tuyos con un postre diferente y típico de estas fiestas. Hay muchas más recetas en torno a las torrijas, pero esta, sin lugar a dudas, resulta las más sencilla de preparar, y además es bastante económica.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias