Salud

Para dejar de fumar, mejor de un día para otro que de forma progresiva

como-dejar-de-fumar
0 Comentar

Si tiene previsto dejar de fumar, mejor hágalo de un día para otro y no de forma progresiva. Tendrá muchas más posibilidad de conseguir acabar con este hábito si lo abandona de golpe en lugar de ir reduciendo el consumo de cigarrillos hasta dejar de fumar. Así lo recoge un estudio que publica la revista Annals of Internal Medicine.

A mucha gente le resulta más agradable ir despidiéndose de los cigarrillos poco a poco, aunque no resulte lo más conveniente. Un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford analizó la situación de 697 personas que pretendían dejar de fumar. Se acabaron dividiendo en dos grupos. Unos abandonaron el hábito de forma progresiva y otros de un día para otro. Los primeros iban reduciendo el consumo de cigarrillos de manera progresiva durante dos semanas hasta dejar de fumar, mientras que los otros hacían lo propio pero de la noche a la mañana.

Para soportar esta situación recibieron asesoramiento y apoyo con sustitutivos de nicotina, como fueron los chicles y los parches. Una vez alcanzada la meta hubo un seguimiento cada semana a lo largo de un mes y después de los seis meses. Para sacar conclusiones sobre el estudio se les suministró a los participantes un cuestionario y además se les tomó mediciones sobre la cantidad de monóxido de carbono para certificar que en realidad habían dejado de consumir cigarrillos.

Después de un mes, un 49% los componentes del grupo del cese inmediato seguían sin fumar, mientras que en el caso de los que optaron por el cese gradual, la cifra se redujo hasta el 39%. Pasados los seis meses, los que se despidieron de las cajetillas de la noche a la mañana seguían sin probar el tabaco el 22%, mientras que en el otro grupo se alcanzó un porcentaje del 15,5%. Los primeros, según aparece en el artículo, tenían un 25% más de posibilidades de dejar de fumar.

La principal responsable de este estudio, Nicola Lindson Hawlwy aseguran que encontraron “claras evidencias de que abandonar el tabaco de manera abrupta daba mejores resultados que de manera gradual”, tanto a corto plazo como a largo. De alguna manera, con esta investigación se demuestra que hay un mayor riesgo de recaída cuando se intenta abandonar el hábito de una forma progresiva.

Es importante tener ganas de dejar de fumar

El principal motivo que puede empujar a una persona a dejar de fumar es la motivación. Si no tiene algo que le ilusione le resultará muy complicado acabar con este problema. Los que optan por reducir su consumo poco a poco resultan más dependientes de este producto y posiblemente lo hayan intentado con anterioridad con resultados más bien negativos. Casi siempre han visto fracasar sus intentos.

Los expertos aseguran que en lugar de obligar a los fumadores a dejar el hábito de manera instantánea, los propios interesados deberían escoger el modelo que mejor se adapte a sus necesidades. La opción de utilizar productos sustitutivos también resulta una gran idea, ya que les costará mucho menos acabar con la adicción.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias