Noticias

Un avestruz esprinta a unos ciclistas

avestruz-ciclistas
0 Comentar

Menuda sorpresa se llevaron hace unos días los ciclistas del conjunto profesional del Steiner Argon 18 cuando entrenaban por Sudáfrica. De repente les salió un duro competidor que les aguantó el ritmo durante algo más de un minuto. Se trataba de un avestruz que se unía al grupo del conjunto suizo. Uno de los ciclistas, que iba grabando la sesión con una GoPro no dudó en subir el vídeo a YouTube, donde rebasó en apenas tres días el millón de visualizaciones. En él se observa como un avestruz esprinta a los ciclistas, a los que les cuesta bastante deshacerse de ella.

 

Uno de los deportistas implicados era Oleksiy Mishchenko, que explica que el conjunto se encontraba en tierras sudafricanas para participar en el Tour de Ciudad del Cabo. El viernes 4 de marzo salieron a estirar las piernas y aprovecharon para hacer un pequeño entrenamiento antes de la competición. Circulaban por una carretera próxima al océano, con un paisaje totalmente desértico, donde no se apreciaba apenas vida. De repente se les cruzó un avestruz que empezó a perseguir a un par de compañeros que iban por delante unos metros.

Al principio se asustaron un poco, pero cuando comprobaron que ya no suponía ninguna amenaza se lo tomaron a broma. “Tuve un poco de pánico, aunque luego casi me caigo de la bicicleta de risa”, señala. El animal permanecía en un buen estado de forma, ya que en todo momento aguantó el ritmo de los ciclistas que circulaban a unos 50 kilómetros por hora, aunque “podía haber llegado a los 70 km/h sin sudar”. En realidad este tipo de aves pueden correr hasta los 90 kilómetros por hora, así que se tomó con calma la persecución contra los ciclistas.

Después de unos cuantos segundos intentando colocarse en paralelo a las bicicletas, acabó desistiendo en tu intento. “Por suerte optó por dejarnos solos y se retiró de la carretera”, señala el ciclista que subió el video a Internet. No se explica con qué intención lo hizo, pero posiblemente se puso a rueda de los profesionales para “presumir delante de su novia”, apunta en tono de broma el ciclista.

En cualquier caso, nadie les quitará el susto durante un buen tiempo a los dos ciclistas que iban por delante del grupo de corredores en este entrenamiento, aunque luego se lo tomasen como algo cómico. Nunca se sabe la reacción que pudo haber tenido el animal, acostumbrado posiblemente a no recibir este tipo de visitas inesperadas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias