Recetas Saludables

Consejos para preparar meriendas saludables

macedonia-
0 Comentar

Conseguir una alimentación saludable a diario resulta más sencillo de lo que parece. Es preciso realizar tres comidas principales, que son el desayuno, comida y cena, más otras dos a media mañana y por la tarde. Hay que prestarle más atención posiblemente a estas dos tomas, que son ingestas que se harán cuando pasen 4 o 5 horas entre la comida y el desayuno, o entre ésta y la cena. Por eso te presentamos unos consejos para preparar meriendas saludables de la mano de la fundación ‘5 al día’.

La ingesta de alimentos saludables a media mañana o durante la merienda se presenta imprescindible sobre todo para aquellas personas que practican ejercicio físico o desarrollan un trabajo muy laborioso. Suele ocurrir con mucha frecuencia que la gente opte por consumir productos poco saludables como bollería, refrescos, golosinas o aperitivos salados. No es algo exclusivo sólo de los adultos, ya que los niños también acaban comiendo de esta forma.

-Incluir fruta fresca: se trata de una opción económica y sencilla de hacer. Puede incluir fresas, mandarinas, uvas o cualquier tipo de fruta cortada, ya sea plátano, manzana, pera, melocotón, etc. También existe la posibilidad de incorporar a la merienda los frutos secos sin sal, sobre todo avellanas, almendras y nueces.

Aperitivo de queso fresco y uva: en muchas ocasiones la comida entra por la vista. De vez en cuando viene bien innovar y presentar la merienda en un formato distinto. En esta ocasión proponemos una minibrochetas saludables, que consistirían en incorporar a un palillo un taco de queso fresco y una uva. Sin lugar a dudas, además de sana también se conseguirá implicar a los más pequeños de la casa en la elaboración de la merienda. La uva se puede reemplazar por un tomate cherry.

Macedonia de fruta con yogur: fruta troceada en pequeños trozos, como pera, piña, manzana, fresas, etc se le puede añadir un yogur natural bajo en grasa y sin ázucar. Otra estupenda opción que no se debe olvidar.

Batido de frutas: en lugar de comprar el zumo envasado, lo mejor es que lo preparemos nosotros. Con los batidos ocurre algo similar. No cuesta tanto meter cinco fresas en una batidora con medio litro de leche. En el caso de que la persona realice ejercicio físico y tenga una vida muy activa, puede acompañar esta bebida con un poco de queso fresco, un bocadillo de fiambre magro o un puñado de frutos secos sin sal.

-Un bocadillo: un clásico de la merienda que no puede faltar es el bocata.  Hay muchas opciones, entre las que se incluyen el de pan integral con salmón, sardinillas, queso fresco, atún o embutido magro. Puedes añadirle un poco de aceite de oliva, unas hojas de lechuga y tomate en rodajas. Como acompañamiento le pondremos un vaso de agua y una pieza de fruta. Sin lugar a dudas cualquiera podrá afrontar la tarde con energías y no llegará a la hora de la cena con tanto apetito.

Sin lugar a dudas, la merienda contribuye de manera importante a conseguir las dietas equilibradas. La fruta y el agua no deben faltar.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias