Noticias

Un estudio desvela que la cerveza no engorda

La cerveza no engorda
La cerveza no engorda
0 Comentar

Una caña de cerveza se puede incluir dentro de una dieta equilibrada para mantener el peso. Así lo asegura la doctora Susana Monero, de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad. Esta experta se pronunció de esta manera durante la presentación de su trabajo ‘Mantenimiento de la pérdida de peso y consumo moderado de cerveza en unas jornadas de nutrición a cargo de la UCM-ASEN. Por lo tanto, este estudio desvela que la cerveza no engorda.

La investigación trata de demostrar que personas que las personas pueden seguir con unos hábitos alimenticios saludables y equilibrados sin necesidad de aparcar otras costumbres de la cultura española como salir a cenar, tomarse una caña o unos aperitivos. Incluso se atreven a asegurar que la cerveza puede ser una bebida adecuada para aquellas personas que deseen conservar el peso después de una dieta.

En el estudio realizado por esta doctora, se desvela que muchos pacientes después del régimen vuelven a llevar unos hábitos poco recomendables, lo que implica que se recupere gran parte del volumen perdido, además de soportar una pérdida de autoestima y motivación. Incluso aseguran que únicamente dos de cada diez personas que han conseguido perder el 10% de su peso pueden mantenerlo.

Consejos para mantenerse en el peso

El trabajo presentado por Monero insiste en una serie de pautas que podrían resultar de gran valor para mantenerse en el peso ideal después de concluir la dieta. Entre otras cosas se contempla la programación de la compra y del menú semanal, dedicando un tiempo a la elaboración de los platos o realizar las cinco comidas al día, sin saltarse ninguna. Todo esto no influirá para que se sigan conservando las tradiciones de la cultura mediterránea. También hay que añadirle el consumo de agua, que es la gran bebida universal que permite calmar la sed y mantenernos hidratados en todo momento.

No hay que olvidarse, además, de respetar las horas de sueño a diario, que deben oscilar entre las 7 y 8 horas, con unos minutos también al día para el ejercicio físico de cierta intensidad, que rondarán entre los 30 y 60 minutos. De esa manera se conseguirá mejorar la capacidad física, la masa muscular y se perderá peso.

La doctora Monero, encargada de realizar esta investigación, asegura que aquellas personas que deseen conservar su peso después de una dieta pueden incluir sin problemas en su rutina el consumo de cerveza, eso sí, siempre que se haga con moderación. En este sentido, las recomendaciones de la OMS cifran en 30 gramos la ingesta de alcohol al día para los hombres, mientras que para las mujeres en 20. Esta experta, además, explica que durante la fase de mantenimiento de peso hay que reducir al máximo el consumo de alcohol. En concreto, los hombres no deberían rebasar las dos cañas diarias, mientras que las mujeres sólo deberían tomar una.

En cualquier caso, los médicos siempre responsabilicen de los problemas de peso a los acompañamientos de la cerveza, que suelen ser las tapas de los bares, snacks o patatas fritas.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias