Entrenamiento

Cuántos días se deben descansar del entrenamiento

Cuántos días se deben descansar del entrenamiento
descanso
0 Comentar

Cuesta mucho retener a un deportista lesionado. Incluso con dolores y molestias intenta competir y entrenar, algo que podría resultar sorprendente para la mayoría de personas. Sin embargo, el descanso resulta esencial para su progresión. En más de una ocasión habrás leído artículos sobre las sesiones a realizar semanalmente, pero en esta ocasión te explicaremos cuántos días se deben descansar del entrenamiento.

Existe la tendencia a creer que cuanto más se haga, mejor será el resultado, pero no siempre es así. Ejercitarse seis días a la semana, como si de un profesional se tratase, acabará consiguiendo el objetivo totalmente contrario a lo que se pretende. Nos llevará a sufrir fatiga muscular, cansancio permanente, estancamiento en el rendimiento y desmotivación. Es lo que se conoce como sobreentrenamiento.

Cometerías un grave error si consideras que con los cuatro días de entrenamiento te quedas corto e intentas añadir otros dos. O incluso realizar dobles sesiones.

Para conseguir todos los objetivos que te marques hay que seguir una rutina adecuada y ser constante en el entrenamiento. El cuerpo también necesita descanso para recuperarse de los esfuerzos a los que se le somete. También hay que pensar a medio-largo plazo para marcarse metas.

Está muy bien fijarse en los profesionales, pero tampoco es cuestión de seguir sus planes de entrenamiento. Ellos se ejercitan seis días a la semana, pero estos métodos no se pueden aplicar a los aficionados. Las personas normales, que pretendan cuidarse y seguir una rutina normal de fitness, sería suficiente con entrenar 3 o 4 días a la semana, en donde una jornada fuese de descanso absoluto y un par de días de descanso activo, en donde se podrían realizar otras actividades deportivas a una intensidad bastante baja. No hay que olvidar que la mayoría de personas que entrenan por diversión no se dedican a esto de manera profesional, por lo que también deben asumir otras responsabilidades, como son la familia o el trabajo.

Tampoco es cuestión de abandonarse cuando lleguen las vacaciones. Está bien que desconectes, pero tampoco hay que dejar los entrenamientos de lado, ni tampoco la dieta. Se estropearía en cuestión de días todo lo hecho en los once meses anteriores. Eso no implica que te puedas tomar un descanso de quince días. El trabajo de un año no se perderá en dos semanas. Incluso este parón te vendrá de maravilla para recuperarte de posibles molestias y dolores.

Descansar es bueno

Para que todo el trabajo que realices en el gimnasio se vea recompensado es necesario descansar. Es en estas jornadas cuando el organismo asimila toda la carga de entrenamientos.

Así que a la hora de planificar tus entrenamientos no te olvides de incluir las sesiones de descanso y llegado el momento también podrás permitirte un respiro en vacaciones. Puedes incluso probar actividades deportivas nuevas que te relajen y que al mismo tiempo te permitan mantenerte en forma. Procura no obsesionarte nunca con los entrenamientos. El descanso, además, conseguirá que vuelvas a la rutina con las pilas cargadas y con ganas de demostrar tu potencial. Tomarse un respiro nunca viene mal.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias