Entrenamiento

Beneficios de hacer ejercicio durante el ciclo menstrual

Aerobic
0 Comentar

Muchas mujeres habrán escuchado que durante el periodo menstrual lo aconsejable sería no hacer ejercicio. En realidad resulta complicado afrontar cualquier entrenamiento con la regla porque hay una pérdida de energía considerable e incluso en algunos casos se maneja la posibilidad de abandonar la práctica deportiva. Sin embargo no se tienen en cuenta los beneficios de hacer ejercicio durante el ciclo menstrual.

Los síntomas más comunes son los dolores de senos, cólicos y flujo intenso. Es algo con lo que conviven las mujeres todos los meses. Gracias al deporte se conseguirán reducir estas molestias.

Por ejemplo, correr facilitará la reducción de los cólicos al eliminar los líquidos retenidos y liberar endorfinas, lo que también contribuirá a rebajar la inflamación convirtiéndose en una actividad ideal contra los dolores de la regla.

La actividad física resulta beneficiosa para todas las personas, así que no hay excusas para nadie. A las mujeres con el periodo les permitirá mejorar la circulación sanguínea en el organismo, lo que les ayudará para aliviar las molestias, además de relajar y liberarlas de la tensión. Sin lugar a dudas, los primeros días del ciclo suelen ser más complicados, así que procura adaptar los entrenamientos y ejercicios. Una buena opción pasa por reducir la carga y el tiempo de las sesiones cuando tengas la regla e incrementar la intensidad a su conclusión.

Correr, caminar o nadar te resultarán de gran ayuda

No hace falta realizar ejercicios especiales para combatir las molestias del ciclo menstrual. Con que hagas una actividad física suave, como puede ser trotar o nadar será suficiente. Después de unos minutos comprobarás como te sientes mucho mejor y las molestias pasarán casi desapercibidas.

Nadie conoce su cuerpo mejor que uno mismo, así que deberías probar con varias actividades y decantarte por aquella que más te agrade. Lo que no es aconsejable es quedarse en casa tumbada en el sofá sintiéndose mal, así que no dudes en ponerte las mallas y calzarte las zapatillas deportivas.

Tanto en el gimnasio como en la calle puedes encontrar tu alivio contra este problema. Basta con llevar una vida activa, adaptando la intensidad a las molestias que tengas en cada momento. No permitas en ningún momento que la regla altere tu rutina o tus entrenamientos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias