Nutrición

Cómo comer despacio

Cómo comer despacio
comer-despacio
0 Comentar

El estrés de la vida diaria no nos permite disfrutar de la comida como debiéramos. Sin lugar a dudas se trata de uno de los mejores instantes del día, por lo que no se tendría que descuidar nunca este acto. Aunque no lo creamos, dedicar unos minutos más a ingerir los alimentos puede reportar unos cuantos beneficios a la salud, sobre todo a la digestión y a los que pretendan perder peso. A continuación te enseñamos cómo comer despacio.

De esta manera se consigue disfrutar mucho más de los platos y de su sabor. Este hábito aporta muchas ventajas que no se deben pasar por alto.

-Una mejor digestión: se facilita este proceso, en donde los nutrientes se absorberán mucho mejor, evitando a su vez la aparición de problemas gastrointestinales, como pueden ser los ardores de estómago o gases.

-Al comer más despacio se disminuye el riesgo de sufrir síndrome metabólico, que se trata de una combinación de distintos síntomas como exceso de peso, colesterol malo alto, elevados niveles de glucosa e hipertensión arterial.

Mantener el peso: comiendo más lento consigues ser más consciente de las proporciones que vas comiendo, alcanzando la sensación de saciedad con menor cantidad de alimentos.

-Al ingerir la comida con más lentitud se aprovechan mejor los nutrientes y estaremos de mejor estado de ánimo al disfrutar del sabor de los platos.

Lo más lógico es que se le dedique a cada comida unos 20 minutos como mínimo, aunque esta cifra variará en función de la cantidad de alimentos. Cada bocado que nos llevemos a la boca hay que masticarlo entre 10 y 15 veces para garantizar una adecuada digestión y no aparezcan problemas en el estómago.

Se habla de 20 minutos para comer porque es lo que tarda en llegar al cerebro en realidad la señal de estar lleno, de estar saciado. En el caso de que comas demasiado rápido se corre el riego de llenar el estómago muy pronto sin que la neuronas reciban la información, siguiendo comiendo más de la cuenta. Al final, todo esto afectará tanto al peso como a la salud.

En el caso de que comas demasiado rápido y no alcances esos 20 minutos recomendados deberías seguir una serie de consejos.

-Antes de tragar deberías masticar cada bocado más de diez veces.

-Entre cada uno de los bocados tomar un poco de agua.

-Hay que establecer unos horarios para las comidas que se deben respetar siempre, además de comer siempre sentado en la mesa. Así que nada de hacerlo de pie.

-Siempre que se pueda evitar comer con las manos y emplea cubierto y cuchara.

-En la mesa no debes encontrarte nunca con distracciones. Esto supone que a la hora de alimentarte evites la televisión o el ordenador.  Este consejo será muy importante para aquellas personas que comen en la oficina y lo hacen al mismo tiempo que trabjan.

-Incrementa el consumo de fibra, sobre todo porque los alimentos con este nutriente requieren de un mayor esfuerzo a la hora de masticarlos, así que retrasan a su vez el tiempo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias