Entrenamiento

Qué señales indican que estamos utilizando demasiada carga

Qué señales indican que estamos utilizando demasiada carga
pesas
Comentar

En el gimnasio resulta esencial que sepamos escuchar al cuerpo. Se suele cometer el error de levantar cargas demasiado altas con intención de conseguir un mayor crecimiento muscular y eso puede ser perjudicial para nuestro progreso. No obstante, no siempre detectamos las limitaciones. A continuación te detallamos qué señales indican que estamos utilizando demasiada carga.

Los excesos en el gimnasio resultan más perjudiciales que beneficiosos, sobre todo porque se somete a los músculos a un peso demasiado alto que permitirá que se adquieran una serie de vicios posturales y una mala ejecución de los ejercicios. Cuanto antes nos demos cuenta de ello, mejor.

Hay que prestarle atención al cuerpo. Él se ocupará de decidir si estamos trabajando en la línea adecuada o lo estamos castigando. A pesar de alcanzar su punto máximo, hay gente que aún le pide mucho más a los músculos. Una señal que nos invitará a frenar será la fatiga. Cuando aparezca en mitad del ejercicio será síntoma de que la carga no es la adecuada y nos estamos pasando con ella.

También puede ocurrir que cuando no tenemos la suficiente fuerza para levantar una carga los ejercicios se ejecuten de una manera incorrecta. Es uno de los indicadores más claros en este sentido. Por lo general no podrás realizar el recorrido completo ni tendrás el cuerpo ni las extremidades en el lugar adecuado. Para hacer frente a esa carga excesiva será necesario apoyarse en otras partes del cuerpo, que en teoría no deberían implicarse.

Esto habrá que tenerlo muy en cuenta cuando se ejercite un grupo muscular de manera especial y notes que también involucras otros músculos. Supone otro claro síntoma de que la carga es muy alta. De ahí que se aconseje entrenar delante de un espejo para comprobar si en realidad estamos levantando el peso de una manera adecuada o no.

Problemas para empezar

Otro motivo preocupante que delata el exceso de carga aparece cuando no se puede elevar el peso en las tres primeras repeticiones. Si se hace con mucho esfuerzo y tenemos que dejarlo a las primeras de cambio, lo más probable es que se impliquen a otros grupos musculares. Existe la posibilidad de que al realizar estos ejercicios de una manera errónea el riesgo de lesión se multiplique.

Por eso, cada vez que te ejercites en el gimnasio hay que ser muy coherente y mentalizarse que el desarrollo muscular se va construyendo poco a poco. En cuestión de días resultará imposible lucir unos brazos o unos pectorales muy fuertes, así que no conviene apresurarse. Cada persona debe conocer sus limitaciones y saber cuál es la cantidad más adecuada en cada ejercicio.

Levantar peso por encima de sus posibilidades no sólo provoca vicios en las posturas o movimientos incorrectos, también lesiones importantes que pueden dejar a cualquier K.O durante un largo tiempo. Como recomendamos siempre, en caso de tener alguna duda ponte en manos de un monitor o entrenador para que te asesore sobre las cantidades y ejercicios a realizar. Así serás mucho más productivo.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias