Entrenamiento

Cuántas calorías se queman con los deportes de invierno

Cuántas calorías se queman con los deportes de invierno
travesia
Comentar

Mucha gente lleva un año esperando por este momento, por la llegada del frío y de la nieve. Y es que en nuestro país los deportes de invierno cuentan con un importante número de seguidores. El esquí de fondo, snowboard o el patinaje sobre el hielo son algunas de las propuestas con más practicantes. Incluso por la exigencia de algunas de estas disciplinas se podrían convertir en una estupenda alternativa para ponerse en forma y evitar así el gimnasio. En este artículo te detallamos cuántas calorías se queman con los deportes de invierno.

Practicar ejercicio en la nieve se puede comparar con el spinning, pero con el añadido de realizar una actividad física al aire libre, disfrutando del paisaje y respirando aire puro. Además, en estas fechas nunca está de más realizar algo de deporte porque en Navidad se suele comer más de la cuenta y se pueden ganar unos cuantos kilos extras. Con la práctica del patinaje, esquí o una ruta de senderismo por la montaña se pueden quemar todos esos excesos.

Con una hora de snowboard o de esquí se llegan a pierden unas 390 calorías, que es un poco menos de lo que supone una hora de aerobic en el gimnasio, en donde se queman 420. Cuando se opte por el esquí de fondo el consumo calórico se llega a duplicar hasta las 780 calorías, mientras que en el patinaje sobre hielo se rondarán las 360 calorías por hora. Suponen por lo tanto una cantidad de calorías muy similares a las de otras disciplinas deportivas.

Lo importante de cualquier ejercicio que se realice es que el cuerpo permanecerá activo en todo momento y se evitará el sedentarismo, así como las enfermedades relacionadas con la ausencia de actividad como pueden ser la obesidad o las patologías cardiovasculares. Con el ejercicio no sólo se mejora la condición física, también implica una serie de mejoras en lo que se refiere a autoestima, concentración y coordinación. En esta época del año pueden ser una buena opción los deportes de nieve porque ayudan a evitar la monotonía y además se pueden realizar en familia.

Estos deportes de invierno son actividades muy intensas y físicas, que precisan de una cierta preparación para no acabar con lesiones. Antes de ponerte los esquíes procura calentar durante unos minutos todos los músculos del cuerpo y al término de la sesión dedica un tiempo a estirar para prevenir la aparición de dolores y agujetas.

Se hace necesario proteger los ojos frente al frío, las raciones del sol y el viento, por lo que será preciso emplear unas gafas de sol adecuadas tanto para las jornadas de sol como para las de ventisca. Tanto los labios como la piel también requieren de unos cuidados mínimos. Aunque no haya sol hay ponerse protección, tanto con cremas solares como con bálsamos labiales.

Además, antes de emprender el viaje hacia la nieve procura revisar el estado del material. Puede que se haya deteriorado desde que lo utilizaste la última vez. No merece la pena que te lleves un susto.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias