Salud

Cosas que realizas y que pueden ser tan perjudiciales como el tabaco

Cosas que realizas y que pueden ser tan perjudiciales como el tabaco
Sedentarismo y obesidad
0 Comentar

Fumar es uno de los hábitos más dañinos para la salud, pero hay otras cosas que realizas y que pueden ser tan perjudiciales como el tabaco para el organismo a largo plazo. Entre ellos:

Grandes cambios de peso: Los cambios rápidos y pronunciados de peso no son nada positivos para el cuerpo. Ocurre con mucha frecuencia debido a las dietas milagro que se siguen, que en realidad provocan grandes trastornos en el organismo aunque todas ellas se vendan como poco perjudiciales. Cuando desees perder o ganar peso lo mejor es que te pongas en manos de un especialista para que te ayude a hacerlo de una manera saludable.

Dormir poco: descansar correctamente por las noches resulta más importante de lo que muchos se piensan. Entre siete y ocho horas diarias sería lo más aconsejable. De no ser así podrían aparecer graves trastornos en la salud relacionados con la obesidad, los ataques cardíacos y la presión arterial.

No aplicar protección solar: la mayoría de las personas sólo le conceden importancia a este asunto cuando llega el verano y se disponen a tomar el sol en la playa, pero una piel poco hidratada y descuidada acarrea también problemas para la salud, entre los que se encuentran algunos tipos de cáncer. Siempre que se pueda hay que aplicar crema protectora y consultar con un dermatólogo.

Pasar mucho tiempo sentado: todo el mundo desearía un puesto en una oficina, en donde se pasasen 7-8 horas tranquilamente sentados, pero esto tampoco es conveniente para la salud. Estar mucho tiempo en la misma postura es malo. Vinculados a este hábito se encuentras algunos tipos de cáncer, diabetes, depresión o problemas del corazón.

Mucho tiempo delante de la pantalla: pasarse muchas horas sentados frente al ordenador o la televisión pone en riesgo las conexiones neuronales y trae problemas a la vista. Cada veinte minutos se deberían realizar pequeñas pausas y coloca algún filtro que evite el brillo de la computadora sea excesivo.

Excesivo consumo de sal y azúcar: no se refiere a las cucharadas de azúcar que le eches al café, sino de la cantidad que contienen los alimentos y bebidas que consumes. Algo similar ocurre con la sal. Los problemas no tardarán en aparecer si te excedes con la sal, así que procura sustituirla por especies y modera el consumo de ciertos alimentos que vienen con mucha cantidad, como es el caso de las patatas fritas de bolsa.

Rodearse de fumadores: el tabaco es malo tanto para el fumador como para las personas que tiene a su alrededor y tienen que soportar el humo. Precisamente el humo que expulsa el fumador resulta mucho más dañino que el que inhala. Los fumadores pasivos también corren el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, problemas respiratorios o cardíacos.

Beber alcohol: además de las adicciones también provoca otros problemas de salud. Una copa de vino o una cerveza de vez en cuando no es malo, pero lo preocupante sería convertirlo en un hábito. Entre las consecuencias más conocidas se encuentran la hipertensión arterial o problemas en el sistema digestivo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias