Entrenamiento

Una mala salud bucodental afecta al rendimiento del deportista

Una mala salud bucodental afecta al rendimiento del deportista
contractura-muscular-deportista
0 Comentar

Entre los grupos de población más concienciados con la salud bucodental se encuentran los deportistas. Un 88,5% reconoce su preocupación por este asunto frente al 64% de la población total. Sin embargo, sólo el 25% es consciente de que una mala salud bucodental también afecta al rendimiento del deportista, como recoge una encuesta realizada por Sanitas.

La odontóloga de Sanitas Dental, Patricia Zubeldia, explica que las personas que realizan ejercicio físico con regularidad cuentan con unos hábitos de higiene diario “superiores a la media”. Además de cepillarse los dientes con frecuencia también utilizan otros elementos complementarios de limpieza como los enjuagues, el hilo dental y el irrigador. Por lo tanto, se puede decir que los deportistas cuidan mucho más su boca que el resto de la población.

Esta parte del cuerpo no se puede descuidar nunca, ya que se podrían desencadenar molestias o infecciones en otras zonas del organismo. Entre las afecciones más frecuentes entre los deportistas se encuentran los dientes sensibles (26%), caries sin empastar (17%) y problemas periodontales (12%). Este tipo de problemas provocan unas bacterias que en algunos casos llegarán hasta la sangre e incluso podrán extenderse hacia todo el sistema sanguíneo hasta dañar tejidos blandos circuncidantes, la estructura ósea, tendones, músculos y articulaciones.

De ahí que los profesionales recomienden que los deportistas, ya sean profesionales o aficionados, mantengan una higiene bucodental para evitar estos problemas articulares o musculares. También aclaran que no todos los problemas de salud bucodental asociados con la práctica deportiva están relacionados con el flujo sanguíneo.

Existen otras dolencias bucodentales entre los deportistas como el bruxismo o la escasa salivación. En muchas ocasiones, el estrés, unido a un ejercicio físico muy intenso puede provocar que los dientes se aprieten con más fuerza de lo normal y a consecuencia de esto se podría dañar la estructura de la dentadura y sufrir una mayor sensibilidad dental. Pero también puede derivar en contracturas en cuello o espalda debido a que son zonas conectadas a los músculos de la boca.

También es muy normal entre los deportistas la disminución de la saliva. Y esto se debe a que el incremento de la frecuencia cardíaca implica que se consuma una mayor cantidad de oxígeno, por lo que la respiración se acaba por acelerar provocando que la boca se quede seca. Se favorece así la aparición de problemas bucodentales y daños en el esmalte.

En cuanto a la extracción de piezas dentales y la colocación de implantes, los deportistas también se encuentran por encima de la media. En concreto entre un 2,5 y un 4% más que el resto. El principal motivo de esto se encuentra, sobre todo, en los deportes de contacto, en donde se pueden dañar piezas.

También advierten los expertos en salud bucodental sobre los grandes peligros que tienen los suplementos alimenticios si no se consumen de manera moderada. Cuentan con importantes niveles de azúcares, minerales, carbohidratos y otros elementos que trabajan en la composición de pérdidas por parte del organismo. Entre otras cosas acaban dañando el esmalte, favoreciendo la erosión dental y provocando las caries.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias