Belleza

Una mujer se resiste a seguir viviendo “sin juventud ni belleza”

Una mujer se resiste a seguir viviendo “sin juventud ni belleza”
mujer-enferma
Comentar

Hay gente que no entiende su vida sin belleza, que le concede a su aspecto físico demasiada importancia. Es el caso de una mujer británica de 50 años, que después de detectársele un cáncer de mama intentó suicidase con una sobredosis de Paracetamol mezclado con alcohol. En lugar de conseguir su objetivo acabo provocó unos daños irreparables en los riñones. Ahora un juez le ha garantizado el derecho a rechazar el tratamiento médico vital. Esta mujer se resiste a seguir viviendo “sin juventud ni belleza y considera que su vida ya no tiene sentido, como recoge el diario The Guardian.

A pesar de todos los problemas de salud que presenta ahora, no pretende seguir ningún tratamiento médico con diálisis. Esto le impediría llevar una vida más o menos normal durante unos cuantos años. El Tribunal de Protección británico cree que la paciente dispone de la suficiente capacidad para decidir sobre su futuro y dispone de todo el derecho para rechazar cualquier tratamiento médico. El juez entiende que las personas tienen una cierta autonomía a la hora de escoger los tratamientos y desde hace mucho tiempo los enfermos tienen la posibilidad de “escoger, aceptar o rechazar” cualquier propuesta de los profesionales de la salud.

Cuando una persona se niegue a seguir un tratamiento vital, el tribunal solo intervendrá en aquellas circunstancias en las que crea que el paciente “no cuente con la suficiente capacidad mental para decidir si acepta o rechaza el citado tratamiento”. En el caso de la mujer de 50 años el juez entiende que ellos no tienen ninguna responsabilidad y por lo tanto será ella la que cuente con la última palabra.

Para justificar su decisión, el tribunal también ha reconocido que esta persona “no puede recibir el calificativo de convencional”, ya que toda su vida se ha caracterizado por la toma de decisiones egocéntricas e impulsivas, sin ningún tipo de arrepentimiento. Aprecian que en todo momento sólo ha pensado en su bienestar, como demuestra también que apenas le haya concedido importancia a sus tres hijas. La definen como una madre indiferente, siempre preocupada por su belleza y aspecto físico. Ahora que su vida carece de chispa desea quitarse del medio.

¿Consideras que hace bien esta mujer?

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias