Running

¿Qué hacer cuando te pierdes una semana de entrenamiento antes de la carrera?

¿Qué hacer cuando te pierdes una semana de entrenamiento antes de la carrera?
corredor
0 Comentar

La constancia y la regularidad resultan esenciales para que un corredor pueda mejorar su rendimiento. A base de kilómetros y horas es como mejor se consiguen alcanzar las metas. Sin embargo, con bastante frecuencia suele ocurrir que en plena preparación de una carrera tengamos que perdernos alguna sesión preparatoria por enfermedad, compromisos laborales o cualquier otra causa. Si interesa saber qué hacer cuando te pierdes una semana de entrenamiento antes de la carrera, nosotros te lo aclaramos en este artículo.

Ausentarse durante unos días del entrenamiento resulta algo bastante habitual en cualquier corredor, de ahí que resulta interesante dar una serie de consejos para reaccionar ante este contratiempo.

En primer lugar hay que tener tranquilidad. Cuando no puedas correr durante una semana debe imperar la calma y la inteligencia. No permitas en ningún momento que la negatividad te afecte ni te muestres impaciente. Por perderse unos días de entrenamientos no vas a perder la forma física. Para eso sería necesario estar al menos diez días de inactividad.

La reducción más importante del rendimiento se producirá desde el día 10 hasta el 28 de inactividad. Así que por una semana de descanso tampoco te preocupes.

Lo segundo que se debe valorar es la causa del parón. Por lo general suele ser por motivos de trabajo, de estudios o sociales. En cualquier caso, siempre será mejor que sea por algunas de estas razones y no por una lesión. Cuando el tiempo te lo permita puedes correr unos minutos, andar en bicicleta, caminar rápido de camino al trabajo o simplemente ejercitarse diez minutos en casa. Cualquier cosa será mejor que quedarse sentado en el sofá de casa.

Cuando el problema sea físico, en forma de enfermedad o lesión, lo ideal es centrarse en una rápida recuperación, ya sea con medicamentos, masajes, alimentación, etc.

Antes de hundirte por el periodo de descanso es necesario que te detengas a pensar en el momento en que ocurre, ya que no es lo mismo que esa semana de parón ocurra al principio de la preparación o al final, cuando está a punto de celebrarse la carrera. Si es al comienzo del plan, deberías saber que aún tienes bastante tiempo para recuperar lo perdido. En mitad de la preparación también supondrá un incordio ausentarse de los entrenamientos, sobre todo porque es cuando más intensidad y volumen se realiza. En realidad debes pensar que siete días tampoco son tantos, sobre todo si se tiene en cuenta que las sesiones de calidad que te puedes perder serán dos o tres como máximo.

También puede parecer muy grave perderse los entrenamientos en la semana previa a la competición, pero en ese caso deberías darte cuenta que todo el trabajo ya está hecho en las fases anteriores y lo único que te debe preocupar es arrancar la prueba en las condiciones físicas adecuadas.

Lo que está claro es que cuando vuelvas a ejercitarte después de la inactividad debes hacerlo de manera progresiva. No intentes recuperar las sesiones que te has perdido e intenta buscar tu mejor versión.

f

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias