Salud

Las personas que duermen hasta tarde resultan más inteligentes y creativas

Las personas que duermen hasta tarde resultan más inteligentes y creativas
domir hasta tarde
0 Comentar

¿A quién madruga Dios ayuda? ¿Resulta de fiar este refrán? Siempre se ha pensado que aquellas personas que se levantaban antes que los demás conseguían aprovechar mejor el tiempo y resultaban más productivos, pero una investigación concluye que las personas que duermen hasta tarde resultan más inteligentes y creativas.

A este resultado llegó una un estudio de la Universidad de Madrid después de analizar los patrones de sueño de un millar de estudiantes que se dormían más tarde y que alargaban el sueño durante la mañana. Cuando se realizaba la comparación con otros alumnos, que se acostaban antes y madrugaban al día siguiente, los resultados eran sorprendentes en cuanto a inteligencia lógica y coeficiente intelectual.

Este análisis de sueño se puede complementar con otro estudio que desarrolló la Universidad Católica del Sagrado Corazón en Milán (Italia). Un total de 120 personas de distintas edades participaron en una encuesta en donde se les consultaba cuándo eran más productivos, si durante la noche o en horario diurno. Una vez que fueron divididos en función de las respuestas tuvieron que enfrentarse a tres ejercicios para comprobar la fluidez, originalidad, capacidad de elaboración y flexibilidad.

Marina Giampietro, una de las encargadas de este análisis, aseguro que las personas que permanecían durante más tiempo despiertos por la noche “superaron a quienes se levantabn temprano en las pruebas”. Y además lo hicieron con creces. Lo atribuye sobre todo al espíritu poco convencional que suelen adoptar estos individuos y a la habilidad que presentan para encontrar soluciones a los casos menos comunes.

Lo verdaderamente importante, por lo tanto, no sería levantarse a las 5 o 6 de la mañana, sino más bien aprovechar el momento de creatividad. Para los que se acuestan tarde ese instante hace acto de presencia durante la noche, y en lugar de huir de sus impulsos artísticos hacen buen uso de ello. Aquellos que comienzan la jornada a las 6 de la mañana es posible que lleguen a la noche demasiado cansados como para pensar en algo creativo.

Otro estudio bastante revelador en este sentido lo encontramos en la Universidad belga de Lieja. Se ocuparon de medir los niveles de energía de una serie de personas nada más despertarse y diez horas después. Tanto los que madrugaban como los más perezosos tenían los mismos niveles de productividad al despertarse, pero al cabo de esas diez horas la cosa cambiaba de forma importante. Aseguran que los más madrugadores presentaban una “menor actividad en ciertas partes del cerebro asociadas con la capacidad de prestar atención y con el reloj interno del organismo”.

Puede que con todos estos datos cambie mucho la forma de ver a los perezosos a partir de ahora. Ya no serán personas vagas. Hay una serie de informaciones que desmontan cualquier teoría negativa sobre ellos. Más bien todo lo contrario, ya que conseguirán rendir a un mayor nivel que el resto y resultarán más creativos a la hora de enfrentarse a ciertas situaciones. ¿Tú eres de los que madruga o prefieres quedarte en la cama hasta tarde?

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias