Alimentación

¿Por qué arroz integral en lugar del blanco?

¿Por qué arroz integral en lugar del blanco?
arroz-integral-
0 Comentar

Uno de los cereales que más se consume en el mundo, junto con el trigo, es el arroz. Representa la base de la dieta para muchos países, sobre todo de África y Asia. Su cultivo se extiende por los cinco continentes, colocando a India, Indonesia y China como principales productores. Hay distintas variedades de arroz, entre las que se encuentra el arroz integral. Si te preguntas por qué debes escoger arroz integral en lugar del blanco, nosotros te lo resolveremos a continuación.

El integral es una gran fuente de hidratos de carbono complejos, que ayuda a combatir el desgaste diario. Esta energía se acaba liberando de una manera lenta y progresiva, lo que hará que nos sacie durante una mayor cantidad de tiempo. Entre otras cosas destaca por su alto contenido en almidón y en fibra dietética, que al no estar refinado conserva la cáscara que recubre el cereal. Todo esto permitirá que se mantengan los niveles de glucosa y colesterol estables, evitando el estreñimiento.

El arroz integral cuenta con contenido moderado en proteínas y muy poca cantidad de grasa. Aportan una gran cantidad de minerales, entre ellos el zinc, selenio, potasio, magnesio y fósforo. Resulta un alimento muy aconsejable para aquellas personas que sufran retención de líquidos o hipertensión arterial por su bajo aporte de sodio. Las vitaminas que más presencia tienen son las del grupo B, además de ácido fólico, muy necesario para las mujeres en el periodo de embarazo.

Los expertos en nutrición lo definen como un cereal nutritivo y que se digiere con facilidad. Además no tiene gluten. Con sus propiedades nutritivas se puede decir que es un alimento apto tanto para aquellos que tengan un estómago delicado, los afectados del síndrome de colon irritable o celíacos.

Por cada 100 gramos de arroz integral el número de calorías asciende a 357, que es una cantidad ligeramente inferior a la que nos proporciona el arroz normal o blanco. A diferencia de éste, el integral cuenta con un tono más oscuro al no verse sometido al proceso de refinamiento y mantener el germen con la capa de salvado que rodea al cereal. De ahí también que tenga un mayor valor nutricional.

Gran parte del poder nutricional del arroz normal se pierde durante el proceso de descascarillado, ya que se suprimen vitaminas, minerales, fibra y oligoelementos. El arroz integral cuenta con mucha más fibra que el blanco gracias a la capa externa del grano. Pero además de la fibra hay que decir que también aporta más micronutrientes. El blanco cuenta con la mitad de fósforo, magnesio y vitaminas del complejo B en comparación con el integral.

Mucha gente se piensa que el integral es mucho menos calórico que el otro, pero no hay grandes diferencias en este sentido. Suelen rondar el blanco en torno a las 360 calorías por cada 100 gramos, que es aproximadamente una ración.

El arroz integral se puede elaborar en multitud de recetas, encajando a la perfección con legumbres y vegetales. Puedes preparar desde arroz tres delicias, risotto, sopas o paellas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias