Entrenamiento

¿Pueden las embarazadas entrenar en la elíptica?

¿Pueden las embarazadas entrenar en la elíptica?
embarazada-eliptica-
Comentar

El embarazo es una etapa nueva en la vida de toda mujer, sobre todo en el caso de las madres que vayan a ser primerizas. No sólo el cuerpo experimentará una serie de variaciones, ya que también la rutina diaria se verá afectada. Todo esto puede afectar en el ánimo de la mujer, por lo que el ejercicio físico se presenta como una solución muy importante para que esto no se produzca. Hay que tener claro en primer lugar que para entrenar cualquier disciplina es preciso hacerlo con seguridad. Si te preguntas si pueden las embarazadas entrenar en la elíptica, nosotros te sacaremos de dudas a continuación.

En primer lugar hay que tener claro que durante la etapa de gestación no nos encontramos enfermos ni presentamos problemas de salud, salvo que un médico diga lo contrario y nos obligue a reposar, por lo que se debe intentar llevar una vida lo más normal posible pero introduciendo las variaciones que resulten pertinentes. Entre otras cosas esto significa que es preciso alimentarse de una manera saludable pero teniendo en cuenta una serie de aspectos en la dieta, además de mantenerse activa físicamente. Si con anteriormente ya entrenabas con regularidad puedes seguir trabajando aunque con más moderación. Piensa que lo importante es la salud en todo momento.

Respecto a la elíptica, se trata de un aparato que te permitirá quemar un elevado número de calorías y que es de bajo impacto para las articulaciones y el cuerpo en general. Nuestro organismo no resultará tan dañado con el efecto rebote que se produce al correr. Piensa además que nadie está libre de tropezar cuando practica running o anda en bicicleta. Sin embargo no existe ningún riesgo con la elíptica.

Por lo tanto la elíptica se puede decir que es adecuada para las mujeres embarazadas, pero siempre que se realice bien sujeta a los manillares para evitar cualquier tipo de caída o resbalón. Procura regular la intensidad y ejercitarte a una velocidad moderada que te permita mantener una conversación con el compañero de al lado.

Si antes de quedarte encinta ya practicabas ejercicio con regularidad tu cuerpo ya estará acostumbrado. Sin embargo no tendrás las mismas capacidades de antes. Piensa que tienes sobre ti más peso y que en tu cuerpo se desarrollan una serie de cambios. Es preferible que antes de ponerte a hacer elíptica o cualquier otro deporte tengas en consideración una serie de recomendaciones.

Antes de nada consulta con tu ginecólogo. En ciertos embarazos no se aconseja el ejercicio. En el caso de que todo marche a la perfección, lo más probable es que el médico te aconseje una actividad de bajo impacto, así que olvídate de saltar, correr o cargar con pesos durante este periodo.

Procura empezar la actividad con calma. Arrancaremos con un calentamiento de unos 10 minutos para ir incrementando la intensidad poco a poco. Cuando notes algún tipo de molestia o reacción en el cuerpo detén de manera inmediata la actividad. Te cansarás con más facilidad, así que evita los esfuerzos demasiado intensos.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias