Salud

Recompensa por ir a trabajar en bici

Recompensa por ir a trabajar en bici
bici
0 Comentar

Los franceses tendrán una recompensa por ir a trabajar en bici. Aquellos que decidan dejar el coche en casa y optar por este medio de desplazamiento ecológico para ir a la oficina tendrán una compensación económica que oscilará entre los 21 y 25 céntimos por kilómetro. Se trata de una medida que tiene muchas opciones de triunfar y que incentivará a mucha gente a coger la bicicleta en lugar del coche.

La medida había entrado en vigor el pasado mes de julio, pero la cantidad que se iba a desembolsar por parte de las compañías no estaba del todo clara. El encargado de anunciar esta medida fue el ministro de Medio Ambiente Segolene Royal. Esta cantidad se abonará de manera directa al empleado por parte del empleador y estará libre de impuestos.

Muchas de las personas que trabajen sentadas en una oficina y que lleven un estilo de vida más bien sedentario tendrán una buena oportunidad para cuidar su salud y perder los kilos que les puedan sobrar. A todo se le une los problemas que se evitarán muchos trabajadores, que no deberán preocuparse por el tráfico, el aparcamiento y al cabo del año se ahorrarán mucho dinero en gasolina y conseguirán un plus además por los kilómetros que realicen en bicicleta.

La medida fue propuesta en su momento por el ministro de Transportes francés Fredéric Cuviller, que se encuentra buscando compañías dispuestas a participar en esta experiencia de pagar por ir a trabajar en este medio de desplazamiento tan ecológico y económico. Para ello desde el Gobierno tienen previsto llevar a cabo una serie de acciones que garanticen la seguridad y el bienestar de los ciclistas por las calles de las ciudades. Las empresas también se deben comprometer a colocar en sus instalaciones un determinado número de plazas de aparcamiento para estas bicicletas.

Pero los beneficios económicos no sólo serán para aquellas personas que cuenten con una bicicleta propia, ya que los usuarios de los servicios de alquiler de bicis como Vélo Bleu, en Niza, y Vélib, en París, también se aprovecharán de esta ayuda.

Las compañías que se adhieran a este programa de reembolso por kilómetro recorrido contarán con una reducción de los impuestos. Hay tal concienciación sobre la necesidad de utilizar este medio para moverse por la ciudad que incluso se han incrementado las sanciones para aquellos conductores que estacionen sus coches en los carriles bici, pasando la multa de 35 a 135 euros. Con el dinero que se recaude se destinará a la mejora de las carreteras. Las autoridades también han pensado en una serie de normas para rebajar los límites de velocidad en las zonas urbanas. De los 50 kilómetros por hora se llegará a los 30 en aquellas vías de un solo sentido. Los vehículos a motor, además, deberán de cumplir un protocolo a la hora de adelantar a una bicicleta, mientras que los ciclistas no tendrán la obligación de circular pegados junto al borde derecho de la vía. Ahora queda por ver si triunfa o no esta medida y si se podría extender a otros países.

 

 

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias