Salud

Cómo prevenir el ictus cerebral

Cómo prevenir el ictus cerebral
dieta hombre
0 Comentar

El pasado jueves 29 de octubre se celebraba el Día Mundial del Ataque Cerebral, una enfermedad cada vez más frecuente en nuestra sociedad. Es lo que se conoce como ictus o infarto cerebral. Este trastorno suele provocar más muertes en mujeres que en hombres, en concreto son el 60%, frente al 40% de los hombres. Una rápida intervención tras el brote resulta esencial para que no queden secuelas. A continuación te explicamos cómo prevenir el ictus cerebral.

Para prevenir los accidentes cerebrovasculares los expertos aconsejan dejar de fumar, llevar una dieta equilibrada y sana, limitar al máximo el consumo de alcohol, realizar ejercicio físico, tener un peso saludable y acabar con el estrés. Son los pilares esenciales para evitar el ictus. Estas medidas que te acabamos de mencionar también se pueden aplicar contra las enfermedades del corazón.

El profesor de Cardiología Clínica en el Instituto de Investigación de Ciencia Cardiovascular en la Universidad británica de St George y portavoz de la Sociedad Europea de Cardiología, A. John Camm, asegura que las mujeres cuentan con más factores de riesgo para el accidente cerebrovascular que los hombres. Al parecer, aquellas que tienen latidos cardíacos irregulares son más propensas a padecer de diabetes, obesidad, presión arterial alta y diabetes, incrementándose por lo tanto las opciones de sufrir un accidente cerebrovascular. El profesor Camm también apunta que el riesgo de ictus aumenta con las píldoras anticonceptivas, los cambios hormonales en la menopausia y la diabetes vinculada al embarazo.

¿Cuándo ocurre el ictus?

El ictus suele producirse cuando se interrumpe el suministro de sangre a una parte del cerebro, de manera que las células del cerebro pueden morir o resultar afectadas, provocando así defectos en el habla, el pensamiento o la movilidad. Los expertos en la materia aconsejan a las mujeres, que al igual que se hacen exámenes periódicos para detectar el cáncer de mama o el del cuello uterino, también deberían realizarse chequeos de salud cardiovascular. En el caso de que el médico apreciase una fibrilación auricular o una presión arterial alta se le podría suministrar medicamentos para rebajar el riesgo de accidente cerebrovascular.

La muerte o la discapacidad por ictus se puede atajar sólo si se actúa con urgencia. Hay ciertos síntomas que invitan a pensar en un accidente cerebrovascular. Basta con fijarse en la cara, si presenta una caída hacia un lado; en los brazos, si se pueden levantar con normalidad; y en el habla, si la persona afectada es capaz de mantener una conversación  o en su discurso articula mal y habla sin sentido. En caso de un posible ictus hay que actuar lo más rápido posible y ponerse en contacto con los servicios de emergencia.

El profesor Camm asegura que el “accidente cerebrovascular es una enfermedad devastadora“, pero en torno a la mitad de los episodios de ictus que se producen podrían prevenirse. Basta con llevar un estilo de vida más saludable, en donde la alimentación equilibrada y el ejercicio físico ocupan un lugar preferente. Cuando se aprecie cualquier síntoma de los detallados anteriormente hay que ponerse en manos de un médico.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias