Alimentación

¿Se puede comer un yogur caducado?

¿Se puede comer un yogur caducado?
yogur
0 Comentar

En más de una ocasión seguro que te has encontrado en la nevera con algún yogur caducado. Aunque sólo hayan pasado unos días desde la fecha que aparece en el envase nos surgen muchas dudas sobre si tendrá algún tipo de riesgo sobre nuestra saluda. A continuación te desvelamos si se puede comer un yogur caducado o no.

Hasta hace un par de año la ley obligaba a los fabricantes de este producto marcar como fecha máxima de caducidad 28 días desde su elaboración. Desde entonces incluyen una fecha de consumo preferente adecuada, que no es lo mismo, aunque en ocasiones se puedan llegar a confundir ambos términos.

Cuando en un producto aparece la fecha de consumo preferente hace referencia a la fecha que el fabricante aconseja para su consumo. Una vez superado ese periodo el yogur, en este caso, perdería sus propiedades organolépticas, como son el aroma, sabor o textura. El producto, por lo tanto, es apto para comer aunque por el camino se haya dejado algunas de sus principales características. La fecha de consumo preferente se determina según una serie de criterios científicos y evidencias.

Una vez que abrimos el frigorífico y encontramos un yogur caducado, nos asaltarán las dudas sobre la posibilidad de comerlo o no. Los expertos en microbiología reconocen que cuando un yogur contiene solo leche puede tomarse incluso pasadas unas semanas desde la conclusión de su fecha de caducidad, siempre que se haya mantenido perfectamente sellado y en un lugar fresco como es la nevera.

¿Por qué aguanta tanto?

El yogur, aunque no lo parezca, puede aguantar mucho tiempo sin estropear. Tampoco es cuestión de ponerse a hacer pruebas sobre los meses que puede permanecer en un correcto estado. Y todo ello es debido a la fermentación que se va produciendo con el paso de las fechas que consigue que la acidez también se incremente, de manera que la posibilidad de que crezca algún microorganismo contaminante se reduce. Y todo ello por la acidez del producto.

No obstante, también hay que decir que este aumento de la acidez puede variar por completo el sabor del yogur, que no tendrá nada que ver con el que compramos en su día en el supermercado. La mayoría de las veces no suele convencer su sabor en la boca porque se altera por completo el sabor. Con todo esto se puede decir que el yogur se puede comer con total seguridad una vez que transcurran unos días o semanas desde que caducase.

Hay que recordar que aunque el yogur caducado durante unos días no entraña ningún tipo de riesgo para la salud, puede que haya ciertos aspectos que nos obliguen a cambiar de opinión. Por eso es importante también fijarse en la apariencia. Cuando presente un olor sospechoso, un sabor distinto o incluso moho, lo mejor es que lo descartes. Son pruebas muy claras de que no es apto para el consumo. No obstante, procura siempre que puedas alimentarte dentro de los plazos que marcan los productos en su fecha de envasado.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias