Running

Detenido después de hacer trampas en el maratón de Nairobi

Detenido después de hacer trampas en el maratón de Nairobi
julius-ngoju-descalificado-por-colarse-ultimo-tramo-carrera
Comentar

Las trampas en el mundo del deporte están a la orden del día. El último caso que se acaba de conocer nos lleva hasta la capital de Kenia. Un corredor fue detenido después de hacer trampas en el maratón de Nairobi. El atleta Joshua Kipkoror cruzó en primer lugar la línea de meta deteniendo el crono en 2 horas, 13 minutos y 25 segundos. El segundo que había entrado en el Estado Nacional de Nyayo fue Shadrak Kiptoo, que se vio sorprendido al final por el dorsal 388, que en un esprint inusual superó a Kiptoo contra todo pronóstico y conseguía hacerse con la segunda plaza.

Sin embargo todo fueron sospechas en torno a este corredor con el dorsal 388. Se desveló que su nombre era Julius Njogu y que en realidad no era un atleta sino un tramposo que buscaba hacerse con el premio en metálico. Al parecer no llegó a realizar más de un kilómetro corriendo ya que colocado entre un grupo de aficionados esperó a que pasase Kipkoror para ponerse a correr tras sus pasos. La idea que tenía no parecía tan mala, sobre todo cuando había un premio de 7.000 euros para los tres primeros en cruzar la línea de meta.

Su actitud no paso desapercibida para los organizadores de la prueba, que comprobaron nada más llegar a la meta como se encontraba fresco, como si no hubiese realizado ningún esfuerzo, mientras que el tercer en atravesar la meta se tuvo que tirar al suelo exhausto para recuperarse después de los 42 kilómetros. Algunos corredores aseguraron que no olía a sudor ni reflejaba síntomas de cansancio por ningún lado.

Njogu se vio rodeado por los jueces al tiempo que le pedían explicaciones. En todo momento mantuvo su versión y de hecho se llegó a quitar las zapatillas para mostrar unas ampollas y demostrar que había cubierto la totalidad del recorrido. “No hice ninguna trampa. Fui segundo”, apuntó sorprendido. Nadie creía sus explicaciones, por mucho que dijese que había entrenado para esta cita.

El director de la carrera, Ibrahim Hussein, que cuenta con mucha experiencia en los maratones, sobre todo porque consiguió hacerse con la victoria en dos ocasiones en el de Boston y otra en el de Nueva York, explicó que había seguido de principio a fin al ganador de la prueba y que en ningún momento vio a este corredor que cruzó la línea de meta en segundo lugar. Reconoció sentirse “muy decepcionado” por la presencia de gente que siga realizando trampas en estos tiempos. Pensaba que conseguiría llevarse la medalla de plata y un premio en metálico, pero al final acabó en la cárcel detenido y acusado de fraude. No es la primera vez que ocurre algo similar en los maratones, ya que son muchas las personas que hacen trampas, como atajar o coger el metro para llegar antes a meta.

Una vez que se descalificó al ‘corredor’ detenido la segunda posición fue para Shadrak Kiptoo, con un tiempo de 2 horas, 13 minutos y 56 segundos, mientras que tercero quedó Hillary Kiplimo, con 2.14:18.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias