Running

¿Es bueno correr resfriado?

¿Es bueno correr resfriado?
resfriado
Comentar

Uno de los temas que más polvareda levanta a la hora de hablar de running es si es bueno correr resfriado. En este aspecto hay opiniones para todos los gustos. Para hablar de ello hay que recordar un estudio que realizó a finales de los años 80 el doctor David Nieman, en donde demostró que la capacidad inmunológica disminuía considerablemente cuando la intensidad o carga del entrenamiento era muy alta.

Según las conclusiones que se extraen de este informe las personas que se encuentren bien de salud y que no sufran resfriado ni gripe cuentan con más posibilidades de caer enfermos en el caso de hacer un entrenamiento intensivo, sobre todo porque el sistema inmunológico se vuelve más débil y así resultará más complicado volver a recuperar la energía perdida.

No obstante, la recomendación de correr o no con resfriado dependerá de los síntomas que presentemos. Los expertos en medicina aseguran que la práctica de este ejercicio puede resultar muy interesante para expulsar las mucosidad y abrir las vías respiratorias cuando empiecen a aparecer los primeros signos del resfriado. También puede ser muy positiva para el catarro la generación de endorfinas que aparecen con la práctica deportiva.

Sin embargo, cuando el estado de salud sea un poco más delicado y nos cueste más de la cuenta respirar, lo normal es que evitemos el entrenamiento y nos olvidemos durante unos cuantos días del running. Reposáremos en casa y hasta que no nos recuperemos del todo no volveremos a la actividad. Te encontrarás muy débil y con pocas ganas de correr, pero si lo intentas corres el riesgo de desarrollar una infección pulmonar y agravar aún más tu estado de salud por una tontería. En realidad no merece la pena.

Los que llevan el running en la sangre seguro que intentan salir a correr incluso estando con fiebre. No hay que dejarse llevar siempre por el corazón. Piensa en las consecuencias y en tu estado de salud. Si te toca quedarte un par de días en tu casa recuperándote lo mejor es que lo asumas y no te estreses. No perderás la forma por ello.

La clave está en el cuello

Muchas veces te surgirá la duda de si estás preparado para salir a correr o no con catarro. En ese caso lo mejor es que pongas en práctica la prueba del cuello, que determina que cuando los síntomas aparezcan del cuello para abajo lo mejor es que guardemos reposo durante unos días hasta que vuelva la normalidad. Esta teoría asegura que cuando sufrimos un problema de mucosidad, congestión o dolor de garganta no existen los suficientes motivos para parar, pero cuando la cosa se complica y aparece dolor muscular y te cuesta más respirar lo mejor es que te olvides de entrenar.

En cualquier caso tampoco ocurre nada malo por dejar de correr durante unos días. No se va a perder la forma y además siempre nos vendrá bien un pequeño descanso. Con un resfriado leve se podrían correr unos pocos kilómetros, pero quizás el organismo no esté preparado para algo más exigente como un maratón.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias