Noticias

¿Conoces el daño que le puede causar el bolso a tu espalda?

bolso-mujer-llevar

Llevar un bolso excesivamente cargado o no colocarlo de la forma adecuada puede pasarle factura a las mujeres con contracturas de trapecios, patologías cervicales, complicaciones en muñecas y codos, así como movilidad en los hombros. Si aún no conoces el daño que le puede causar el bolso a tu espalda, sobre todo en el caso de las mujeres, desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid aconsejan entre otras cosas que nunca se exceda el 5% de la persona que lo porte, llevándolo de forma adecuada tanto de tamaño como de forma.

Es un tema más preocupante de lo que parece a simple vista, sobre todo porque el 78% de las mujeres reconocen que no pueden estar un día sin su bolso, y en él siempre tiene cabida la cartera, gafas, llaves y móvil, entre otras cosas. Para evitar cualquier tipo de molestia en la espalda u hombros, el mejor modelo de bolso es el de bandolera, intentando que no pese demasiado y que el asa sea ancha y acolchada. En la medida de lo posible lo intentaremos llevar pegado al cuerpo para que no se produzcan balanceos. Pero si no te gustan este tipo de bolsos, la opción que proponen es uno que se pueda llevar al hombro, con un asa ancha e ir cambiándolo de hombro a lo largo de la jornada.

El secretario general del CPFCM, José Santos, asegura que cuando se carga siempre el bolso sobre el mismo hombros, “los músculos de este lado del cuerpo acaban por alargarse y problemas de hombros, cuello y brazos“. Y aunque no esté cargado, el hombro tenderá a elevarse inconscientemente y acabará por adoptar una postura inadecuada “para compensar el desequilibrio“.

Otros bolsos que rechazan por completo por los problemas que pueden acarrear para la salud son los bolsos cartera, que son los que se llevan sobre el antebrazo y que provocan lo que se conoce como el codo de tenista, además de rigidez articular y acortamiento de los músculos del brazo, entre otras cosas. En cualquier caso, lo mejor es que se cambien de brazo cada 15 minutos.

El peso de las nuevas tecnologías

Un estudio realizado por investigadores británicos aseguran que en la década de los 90 el peso medio de los bolsos alcanzaba en torno a los 1,4 kilos, pero este peso se vio incrementado unos años después con la llegada de los móviles, que consiguieron aumentar la carga de los bolsos en torno a los 247 gramos. Peso el problema no se detuvo ahí, ya que el lanzamiento de las tabletas le sumó otros 200 gramos y hubo gente que empezó a llevar ordenadores portátiles en los bolsos, alcanzando así en el año 2007 un peso en los bolsos de tres kilos y medio. Tampoco hay que olvidarse de otros elementos que nunca fallan en estas bolsas como son los mp3 y cargadores de móviles.

En cualquier caso, es necesario adaptar el peso de los bolsos al tamaño de cada mujer. La cifra adecuada ronda en torno al 5% de su peso corporal.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias