Nutrición

Las mejores comidas en función del trabajo que se tenga

Las mejores comidas en función del trabajo que se tenga
Comer-en-el-trabajo-puede-perjudicar-la-salud
0 Comentar

No es lo mismo trabajar de albañil en una obra que de abogado. Nuestro cuerpo nos exigirá unos nutrientes totalmente distintos para estar lo más preparados posibles para la jornada laboral. La compañía especializada en asesoramiento nutricional a farmacias, Grupo NC Salud, nos presenta las mejores comidas en función del trabajo que se tenga.

Trabajo activo

Para determinar nuestros hábitos alimenticios es importante tener en cuenta el grado de actividad física, ya que habrá una variación en la demanda de nutrientes y calorías. Aquellas personas que tengan unos empleos que les exijan un mayor esfuerzo físico necesitan ingerir las suficientes cantidades de alimento como para cubrir las demandas de energía.

Por lo tanto deberán incluir más hidratos de carbono en su dieta, a poder ser de asimilación media-alta como la pasta o la patata.

Hay que decir que aquellos que realicen sus tareas al aire libre necesitan ingerir una mayor cantidad de líquidos, en forma de caldos, infusiones y agua, además de consumir alimentos que favorezcan la buena salud de la piel. Las espinacas, la zanahoria, la calabaza o la naranja son ideales.

Trabajador estático

Se pasan muchas horas sentado y el gasto calórico es mínimo. No obstante hay que garantizar una adecuada nutrición y una sensación de saciedad que les impida acabar ingiriendo alimentos poco recomendables, como pueden ser los bollos industriales, bebidas azucaradas o café.

En el caso de estas personas que no cuentan con un trabajo muy exigente en el apartado físico, lo adecuado sería limitar la ingesta de carbohidratos, tanto en el tipo como en la cantidad. Se aconseja apostar por los panes integrales, el arroz y pasta también integrales, etc. Las meriendas y cenas deben ser más ligeras en comparación con el almuerzo, decantándonos por alimentos con menos calorías.

Trabajador viajero

Nuestro organismo es el que más se resiente con los continuos viajes que realizan algunos trabajadores. Tienen serios problemas para encontrar tiempo para hacer deporte, sufren estreñimiento y dependen de los menús de los restaurantes para comer sano.

Lo mejor sería decantarse por las opciones integrales y tomar como tentempié las frutas frescas que compremos en las tiendas. Para regular el tránsito intestinal es aconsejable comer la fruta con piel para sacar el mayor partido posible a la fibra, además de otros vegetales como la alcachofa, el calabacín y el espárrago. Son muchas comidas en bares y restaurantes, pero en lugar de escoger un menú de dos platos y postres tenemos la posibilidad de coger una ensalada.

Trabajador por turnos

Sufren largas jornadas de trabajo, así que es preciso adaptar las horas de comida a ellas. Intentaremos que antes de comenzar con nuestra actividad se realice una comida que nos dé el suficiente aporte energético, pero sin que la digestión nos resulte muy pesada y acabe afectando a nuestro rendimiento. Si nos toca comer en el puesto de trabajo no dudes en llevarte una tupper con algo preparado de tu casa. Siempre será mejor esto que acabar comprando bollería industrial en la máquina de la oficina.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias