Running

Consejos básicos para organizar tu rutina de corredor

Consejos básicos para organizar tu rutina de corredor
Entrenamiento
Comentar

La mayoría de nosotros salimos a correr por entretenimiento o para mejorar nuestra salud. No podemos limitarnos únicamente a entrenar y a cuidar la alimentación. También hay que tener cuenta que hay una serie de obligaciones laborales, familiares y sociales. Por eso resulta tan complicado a veces adaptar nuestros horarios a estas responsabilidades sin perder la regularidad de los entrenamientos. Por eso, en este artículo te damos unos consejos básicos para organizar tu rutina de corredor.

Cada persona es diferente

Nunca debemos compararnos con nadie. Hay gente que dispone de más tiempo que nosotros para entrenar y ante eso poco podemos hacer. Cada persona es diferente, y sus sesiones también. En los días más complicados, en los que apenas tenemos unos minutos para nosotros mismos, se podría planificar un entrenamiento ligero. Siempre será mejor esto que no hacer nada. Tendremos la sensación de haber aprovechado el día.

Puedes convertir un día perdido en una sesión muy interesante si tienes media hora y la aprovechas para salir desde casa. Al final sumarás unos cuantos kilómetros, tu cuerpo se sentirá mejor, aliviarás tensiones y permitirás que durante las próximas jornadas estés listo para afrontar una sesión más exigente.

Aprovechar los días más relajados

Cuando dispongamos de más tiempo libre para nosotros es preciso aprovechar correctamente el tiempo. Es importante que entre semana, de lunes a viernes, encontremos un espacio para realizar un entrenamiento de calidad. Será un día tranquilo en donde habrá una sesión más larga de lo habitual y no tendremos que preocuparnos tanto por el reloj.

Se necesita contar con al menos 75 o 90 minutos. Lo aprovecharemos para hacer una tirada un poco larga, cambios de ritmo o series. Para nuestros intereses sería mejor que se hiciese a mitad de semana para que haya un mayor margen de tiempo para recuperarnos de cara al fin de semana, que es cuando disponemos de más oportunidades para entrenar.

Es complicado que se puedan realizar sesiones de mucha calidad entre el lunes y el viernes, por eso los fines de semana se acaban convirtiendo en días muy valiosos. Es una oportunidad muy buena para hacer un entrenamiento extra. No obstante, tampoco es cuestión de obsesionarse y realizar el sábado y el domingo todo lo que no hicimos con anterioridad. Así no conseguiríamos asimilar los entrenamientos y se incrementaría el riesgo de sufrir una lesión. Para algunos también resulta complicado salir a correr los fines de semana ya que son los únicos días que tienen para estar con la familia y los amigos. Sin embargo, puedes adaptar tu pasión a las obligaciones familiares, así que no dudes en hacer algo de deporte con tus hijos o sobrinos.

A veces sólo es cuestión de plantearse si realmente disponemos de tiempo libre. Si hay una hora para ver la televisión, nosotros te recomendamos que la suprimas y la aproveches para entrenar. Seguro que puedes obtener así más beneficios. En cualquier caso, la organización resulta esencial. Ten siempre la bolsa preparada, madruga un poco más por las mañanas y empieza el entrenamiento nada más salir del trabajo.

Temas

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias