Entrenamiento

5 aspectos a tener en cuenta antes de empezar a hacer deporte

5 aspectos a tener en cuenta antes de empezar a hacer deporte
adeporte
0 Comentar

No ocurrirá nada malo si te dejas arrastrar por alguna de las múltiples disciplinas de fitness que puedes encontrarte en el gimnasio. Se dice que en la variedad está el gusto. Lo más complicado será elegir entre spinning, pilatas, body pump, crossfit, musculación, zumba, hit, trx o gimnasia de mantenimiento, entre otras. Al final, lo más importante es ser constante y regular en los entrenamientos. En este artículo te recordamos los 5 aspectos a tener en cuenta antes de empezar a hacer deporte.

Si hasta ahora habías llevado una vida sedentaria, lo importante es que des el primer paso y te apuntes al gimnasio. Lo siguiente será no abandonar la actividad a las primeras de cambio.

1-Acude al médico

Antes de nada hay que visitar al médico de cabecera para que esté al tanto de tus planes. Puede orientarte sobre el tipo de deporte más adecuado para ti en función de tu historial, edad y estado físico. Cometerías un grave error si te inicias en el mundo del fitness con un ejercicio muy intenso y sin consultarlo con un profesional previamente.

2-Moverse antes de empezar

Antes de empezar en el gimnasio sería conveniente que la semana previa la dedicásemos a hacer algo de ejercicio. Todo lo que implique un cambio de hábitos provocará agujetas y malestar en nuestro cuerpo, pero es cuestión de acostumbrarse a ello.

Bastaría con caminar una media hora diaria, subir las escaleras y realizar alguna actividad que permitiese incrementar tus pulsaciones. Todo lo que implique movimiento será bienvenido y tu cuerpo se adaptará así a la nueva vida.

3-Modificar la dieta

Que empieces a realizar ejercicio no significa que puedas comer más cantidad o alimentarte peor. En realidad deberías suprimir de tu dieta la bollería industrial, los snacks salados y los dulces.

Es importante que por las mañanas desayunes sin prisa y con alimentos que te aporten energía, como pueden ser los cereales, lácteos, frutas o frutos secos. La cena debe ser lo más ligera posible y si tienes que comer algo entre horas procura que sea fruta, pavo o frutos secos.

4-Correcta hidratación

Hay que beber pequeños sorbos de agua cada poco. Cuando nuestro organismo empieza a sentir la sed es porque se está deshidratando. No estaría nada mal que a la hora de practicar ejercicio te acompañes de una botella de agua. Se recomienda ingerir al día unos dos litros de agua. Recuerda que tanto las bebidas azucaradas como las alcohólicas no te harán ningún bien.

5-No forzar en exceso

Para conseguir buenos resultados en tus inicios como practicante de ejercicio no hace falta que te entregues al máximo. Las mejoras irán apareciendo progresivamente a medida que se aumente la carga de trabajo. Las agujetas, al contrario de lo que se piensa, no son del todo buenas. Implican que hemos sometido a nuestro cuerpo a una intensidad muy alta. Procura que todo el ejercicio que hagas esté controlado por un monitor o un entrenador personal, ya que el desconocimiento en los compases iniciales puede provocar que intentes hacer más cosas de las debidas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias