Dietas

Permarexia: vivir siempre a dieta

Permarexia: vivir siempre a dieta
Permarexia: Estar siempre a dieta
0 Comentar

Pese a que el término permarexia aún no ha sido aceptado por la comunidad médica, son muchas las personas que lo padecen. Se utiliza para describir el caso de aquellos que están obsesionados por el sobrepeso, se someten a dietas de manera permanente y además cuentan las calorías que ingieren. Todo esto podría ser el primer paso para padecer bulimia o anorexia en un futuro próximo.

Muchos hombres y mujeres consideran que tener una silueta delgada es lo más importante en la vida y que su felicidad dependerá de ello. La mayoría de las actividades que llevan a cabo se orientan hacia temas referentes a comida e imagen personal. Esto en parte se debe a factores psicológicos y culturales, que acaban provocando trastornos de la alimentación.

Se puede decir que a los términos conocidos de anorexia, bulimia, ortorexia y de comer de manera impulsiva se les une ahora la permarexia. Describe a aquellos que viven obsesionados por las calorías que aportan los alimentos, saben cómo perder peso en cuestión de días si creen que han engordado y además no tienen inconvenientes en seguir todo tipo de dietas con tal de conseguir su objetivo.

Estas personas no se preocupan únicamente por tomar productos saludables, como ocurre a los afectados por la ortorexia, sino que su atención se centra en el valor energético de los platos. Es posible que su obsesión les lleve a sufrir importantes descompensaciones en el funcionamiento del organismo. La conducta de una persona con permarexia no es motivada por la búsqueda de una vida feliz y saludable, sino que se debe a sus pensamientos obsesivos y a la falta de autoaceptación.

Por eso está pensando a todas horas qué platos y alimentos puede comer, cómo hacer para quemar las calorías consumidas en una cena familiar, cuál es la dieta de moda o que lleva a cabo la modelo de turno. Esto lo  único que puede provocar es una cierta irritación en la persona afectada, que intentará aislarse de su entorno. Es posible que no se den cuenta de que la imagen que difunden los medios de comunicación de los famosos es difícil de igualar.

Lo más alarmante de los que padecen permarexia es que la persona en cuestión no reconoce su conducta como un problema, y por ello tampoco son conscientes de que sus hábitos pueden desestabilizar gravemente su organismo. Quien sufre este problema es susceptible de desarrollar otros trastornos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias